Un niño de 11 años murió tras una pelea en la escuela

Los padres denunciaron que no sabían lo que había pasado y por eso no pudieron salvar al pequeño.

Un niño de 11 años murió luego de haber recibido una patada en el pecho de parte de uno de sus compañeros. Los padres lo llevaron a la guardia el viernes a la noche y, luego de que le ordenaran realizar estudios, sufrió un paro cardíaco y perdió la vida.

Los padres afirmaron que no le dijeron nada por parte del colegio y que, cuando le consultaron en la guardia si había sufrido un golpe, no sabían qué responderle. “Si hubiese sabido lo que había pasado y le decía a los médicos, hoy mi hijo estaría vivo. Lo traje por un dolor y no me lo devolvieron”, afirmó la madre.

El hecho ocurrió en la escuela número 35 de Zárate y la maestra de grado fue apartada de su cargo por no haber informado lo sucedido. La madre agregó que “la responsabilidad es de los directivos y de la maestra a cargo de mi hijo. Los chicos necesitan más cuidado. Hay golpes, violencia, y los padres no estamos al tanto”.

Quien habló fue la Inspectora Regional de Enseñanza Primaria y ratificó que nunca se había sabido lo que había pasado. “Estamos a disposición de la familia, esperamos que todo salga a la luz”, marcó.

Comentarios