Un empresario aceptó pago de coimas a Jaime

Aldo Roggio declaró ante el fiscal Stornelli y marcó que los sobornos que pagó venían de los subsidios al transporte. En base a esto, el juez Bonadío lo incluyó como arrepentido.

El empresario Aldo Roggio amplió hoy su declaración indagatoria y aportó datos que le sirvieron al juez Claudio Bonadío para incluirlo dentro del programa de “testigo colaborador”. El Presidente de BHR admitió que pagó sobornos a Ricardo Jaime cuando era funcionario del gobierno kirchnerista.

Roggio afirmó que, para poder tener en su poder Metrovías y el Ferrocarril Urquiza, abonaba el 5% de lo que el Estado daba como subsidio al transporte. Una vez recibido ese subsidio, se devolvía ese porcentaje en negro que, según la declaración, iba directamente a Néstor y Cristina Kirchner.

No obstante, al igual que Calcaterra y otros empresarios, afirmó que era casi obligatorio pagar porque sino les quitaban concesiones.

Comentarios