Tapia recibió a los principales dirigentes de Primera con la idea de ponerle fin a la Superliga

El presidente de la AFA juntó en su casa a directivos de peso para empezar a negociar un nuevo torneo de primera división que estará bajo la órbita de AFA.

Un grupo de dirigentes del fútbol argentino estuvieron reunidos con el presidente de la AFA, Claudio Tapia, como gran anfitrión.

Marcelo Tinelli (San Lorenzo), Hugo Moyano (Independiente), Nicolás Russo (Lanús), Gabriel Pellegrino (Gimnasia de La Plata), Lucía Barbuto (Banfield), Pascual Caiella (Estudiantes de La Plata) y Marcelo Achille (Defensores de Belgrano), por un lado de la mesa. Jorge Amor Ameal (Boca), Víctor Blanco (Racing), Ricardo Carloni (Rosario Central), Eduardo Spinosa (Banfield), Christian D’Amico (Newell’s), Sergio Rapisarda (Vélez) y Adrián Pérez (Argentinos Juniors), por el otro.

“Clubes de Primera División en una reunión trascendental, discutiendo el futuro del Fútbol Argentino”, fue el texto que acompañó la publicación de la imagen en redes que realizó Pablo Toviggino, uno de los hombres fuertes de la casa madre del fútbol argentino.

El cónclave, que tuvo la ausencia destacada del presidente de River Rodolfo D’Onofrio, tuvo como eje central de debate el rol de la Superliga en el fútbol argentino y la posibilidad de encontrar un nuevo rumbo para el torneo de la máxima categoría. Hace exactamente tres años, los directivos del fútbol argentino aprobaban en una Asamblea de la AFA la creación de la Superliga. Épocas pasadas en las que la Casa de Viamonte estaba bajo la intervención de Armando Pérez y Claudio Tapia asomaba recién como un dirigente con espalda en el ascenso.

Hubo dos ejes centrales en la mesa dirigencial: la planificación de la reelección de Tapia (con mandato hasta marzo del 2021) y la forma de romper con la Superliga con el objetivo de darle vida a una nueva “Liga profesional” que será autónoma, con su propia mesa directiva, pero que estará regida por la AFA. El nuevo formato le daría cierta independencia a la mesa de la máxima categoría, pero en la oficina principal de Viamonte volverán a tener influencia en los pormenores del certamen.

Comentarios