Será obligatoria la cuarentena para personas que viajaron a los países más afectados por el coronavirus

Lo anunció el presidente Alberto Fernández. También analizan suspender los viajes a Italia y medidas vinculadas a los grandes espectáculos públicos.

El presidente Alberto Fernández aseguró que será obligatoria la cuarentena para las personas que viajaron a los países más afectados por el avance del coronavirus. Si bien no dio demasiados detalles, el jefe de Estado adelantó que las personas que incumplan “estarán incurriendo en un delito”. Para ello, afirmó, se trabaja en una norma que se conocería durante este miércoles.

Yo ayer dije que teníamos que cambiar el tema de la cuarentena y eso se va a resolver hoy. La persona que cumple esa cuarentena de 14 días tiene la obligación de recluirse en soledad en su casa. No es voluntario, no es una recomendación: deberá hacerlo con las consecuencias que eso supone y si no lo cumple, estará incurriendo en un delito, que es poner en riesgo la salud pública”, aseguró Fernández en diálogo con el periodista Mauro Federico en FM Delta.

El mandatario planteó, además, que en los próximos días se evaluarán medidas como “suspender el trato con Italia” y la suspensión o no de los espectáculos públicos para evitar la expansión del coronavirus. “Evaluamos si suspendemos la entrada de personas desde Italia por el coronavirus. Ayer lo discutimos y lo vamos a resolver en los próximos días, así como qué hacemos con los espectáculos públicos”, planteó.

Hasta el momento, la recomendación oficial del Gobierno es “no viajar a Europa, Estados Unidos, Irán, Japón, China y Corea del Sur”, donde hay mayor cantidad de casos de coronavirus. Y, en el caso de hacerlo, cumplir con una cuarentena de 14 días para evitar la propagación del virus. Hasta el momento, en el país se registraron 19 casos de la enfermedad y un paciente fallecido.

El Presidente también respaldó al ministro de Salud, Ginés González García, que reconoció su sorpresa por el avance en el país del COVID-19. “La lógica que imperaba entre los infectólogos era que el virus se destruye con el calor, y Argentina está todavía en verano y entonces lo que todos planteaban es que va a llegar más tarde por el clima de América Latina, y para nuestra sorpresa llegó antes”.

En esta línea, señaló que la primer alerta que tuvo el país con relación al virus estuvo en las bases militares de la Antártida. “Ahí tomamos todos los recaudos en tiempo y forma, tuvimos muchos cuidados, no era de esperar que el problema se desate en una Buenos Aires con 30 grados de calor”, expresó.

Comentarios