Scioli va a juicio oral.

El ex gobernador bonaerense, deberá afrontar juicio oral debido a una denuncia efectuada por Elisa Carrió, por un negociado de construcción de salas médicas.

El pedido de llevar a Daniel Scioli a juicio oral, surgió luego que el fiscal Álvaro Garganta, cerrara una investigación en su contra y  determinara su presunta responsabilidad en una serie de delitos de corrupción, cometidos durante los ocho años en los que estuvo al frente de la provincia de Buenos Aires.

El fiscal comenzó a investigar a Scioli, por una denuncia que le habia realizado la diputada Elisa Carrió, el 31 de mayo de 2016 por presunto lavado de dinero, negociaciones incompatibles con la función pública y desvío de fondos destinados a obras públicas.

En su primera indagatoria, el ex gobernador bonaerense declaró no haber recibido “nunca dádivas de ninguna persona” y sostuvo que “todas las contrataciones” durante su gestión fueron realizadas “en el marco de la normativa vigente, con el aval y la conformidad de todos los organismos de la Constitución y la posterior aprobación por parte del Tribunal de Cuentas, quienes confirmaron su regularidad”.

Sin embargo Garganta concluyó en su dictamen que hay tres hechos vinculados a esta operatoria de los cuales se desprenden diversas responsabilidades penales. Todos reflejan una misma mecánica: funcionarios de la administración que lideraba Scioli fueron presionados para adjudicar obras públicas a la empresa Miller Building S.A.

El requerimiento de Garganta incluye cinco causas desdobladas (de un total de ocho) donde también figuran los negociados en Aguas de Buenos Aires y en IOMA.

Ahora la Justicia de Garantías de La Plata deberá revisar el pedido del fiscal y definir si somete a juicio oral a Scioli y a los otros 38 imputados, entre los que figura su exjefe de Gabinete, Alberto Pérez.

Comentarios