Rodríguez Larreta anunció que la Ciudad recuperará el día de clases perdido por el feriado del viernes: “El kirchnerismo propone una ley mordaza”

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció este martes que el 31 de octubre la Ciudad recuperará el día de clases perdido como consecuencia del feriado nacional decretado por el Gobierno nacional el viernes pasado a raíz del ataque a la vicepresidenta Cristina Kirchner. “El kirchnerismo intenta distraer y propone una ley mordaza. Con el argumento de que la culpa de todo lo que pasa es del periodismo, la Justicia y la oposición, buscan controlar la libertad de expresión. No lo vamos a permitir”, dijo el Jefe de Gobierno.

 


“Recuperamos este día de clases porque nosotros estamos acá para hacer, mucho más que para hablar. Tenemos la responsabilidad de resolver los problemas concretos de la gente. No podemos seguir enfrascados en temas que nada tienen que ver con lo que hoy les preocupa a los argentinos”, señaló Rodríguez Larreta.
Acompañado por el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; la ministra de Educación, Soledad Acuña; y el ministro de Gobierno, Jorge Macri, el Jefe de Gobierno destacó que la medida anunciada este martes acompaña a otras tomadas durante el último tiempo, como la apertura de las escuelas durante los sábados y las vacaciones de invierno, y la obligatoriedad de jornada extendida para los chicos de 11 a 14 años.

 


Rodríguez Larreta aseguró que le duele que en Argentina “suban los precios, falte trabajo, aumente la pobreza y se profundice la crisis educativa” y cuestionó que mientras eso ocurre “el kirchnerismo intenta distraer y propone una ley mordaza”.

 

Tras advertir que el intento de avanzar contra la libertad de expresarse libremente podría incluir el control de lo que se diga en las redes sociales, Rodríguez Larreta postuló: “En vez de callar al que piensa distinto, propongo más libertad. En lugar de la censura, propongo más libertad. En lugar de la ley mordaza, propongo más libertad”.

 


Además, remarcó que el país necesita más diálogo. “Si queremos construir una Argentina diferente, tenemos que escuchar especialmente al que no piensa como nosotros. No es fácil, porque se requiere mucho más coraje para encontrar acuerdos que para pelearse. Acuerdos que nos permitan realizar las transformaciones que la Argentina necesita. Pero hay que hacerlo”, señaló.
El Jefe de Gobierno afirmó que la Ciudad es un ejemplo del “compromiso con el resolver, con el hacer, con el transformar”. Y agregó: “Cuando veo a los políticos enredados en discusiones inútiles, cada vez más violentas, me convenzo de que el camino es el del diálogo que trae soluciones y no el de las peleas que sólo profundizan los problemas”.
Por último, se comprometió a seguir trabajando “por un país libre, con una democracia fortalecida, con una educación de calidad y con una política al servicio de resolver los problemas de los argentinos”.

Comentarios