River perdió en La Bombonera pero clasificó a la final de la Libertadores

Pese a perder 1-0 por el gol de Hurtado, el Millonario festejó otra vez ante Boca y se metió en otra final de Copa Libertadores. Espera por Flamengo o Gremio.

River eliminó a Boca y se metió en la final de la Copa Libertadores de América. El equipo conducido por Marcelo Gallardo cayó por 1-0 en su visita a La Bombonera pero se clasificó gracias al triunfo que consiguió en el estadio Monumental por 2-0. El 23 de noviembre, en Santiago de Chile, enfrentará a Flamengo o Gremio.

La primera clara fue para el Xeneize por intermedio de un tiro libre: doble cabezazo y la pelota en la red luego de un zurdazo de Eduardo Salvio. Sin embargo, Wilton Sampaio lo anuló de manera correcta porque el balón dio en la mano de Mas antes de llegarle a Toto.

Boca también tuvo otra chance importante para abrir el marcador y fue desde otra pelota parada: tiro de esquina y Enzo Pérez, al intentar despejar, casi la mete en contra. Salvó Franco Armani a puro reflejo.

 

El equipo conducido por Gustavo Alfaro terminó mejor el primer tiempo y la última fue un cabezazo de Salvio, después de una buena jugada colectiva, que se fue por arriba del travesaño.

Ni bien arrancó el complemento, Wanchope quedo solo pero nunca terminó de acomodarse y desperdició una chance clara. Boca insistía, pero no lastimaba a un River que no tomaba riesgos y no inquietaba a Andrada.

Alfaro movió el banco: Mauro Zárate y Jan Hurtado por Agustín Almedra y Abila. Un rato después, Marcelo Gallardo puso a Lucas Pratto (afuera Borré) y Paulo Díaz ingresó por Milton Casco.

River esperaba agazapado su chance y la tuvo: se escapó Pratto pero resolvió muy mal cuando Matías Suárez ingresaba por el medio para definir la serie.

Finalmente, Boca encontró el gol: centro de derecha a izquierda, la bajó de cabeza Lisandro López, Zárate se lo erró de manera increíble pero apareció Hurtado para empujarla.

A los 43, después de una nueva pelota parada desde la derecha, Mas volvió a ganarle a todos de arriba y otra vez le erró al arco. Pese a los intentos en el final, a Boca no le alcanzó para llevar la eliminatoria a los penales y River volvió a festejar ante su eterno rival.

Comentarios