“Quiero ser parte de un proceso histórico”, dijo el primer deportista vacunado contra la Covid-19

Juan Pablo Lancieri es basquetbolista de Gimnasia y Esgrima La Plata, en la Liga Argentina, y se convirtió en el primer deportista voluntario argentino en vacunarse en el estudio contra el coronavirus probada por los laboratorios BioNTech y Pfizer en el Hospital Militar Central de la Ciudad de Buenos Aires.

“Me impulsó a ser voluntario mi hermano Juan Tomás, que es estudiante avanzado de medicina, y lo vimos por el lado de ser parte de un proceso que puede ser muy importante no solo a nivel argentina sino a nivel mundial. Quiero ser parte del proceso histórico”, opinó Lancieri.

Y detalló: “Me hicieron dos hisopados, los médicos te leen tu consentimiento antes de comenzar y firmás los papeles que lo respaldan. Además te sacan sangre y ahí te vacunan pero no te dejan ir durante los primeros 30 minutos por si uno padece alguna reacción inmediata”.

La Fase III de la vacuna comenzó a mediados de agosto en el mundo, con 30.000 personas distribuidas en 120 locaciones a nivel global, entre Argentina, Estados Unidos, Brasil, Alemania y otras regiones.  De hecho, para el 25 de agosto, en Argentina hubo 4.500 personas que se presentaron y recibieron su primera dosis con síntomas leves posteriormente.

Y así lo transcurrió este joven de 25 años: “Solamente hay algunos síntomas secundarios similares a los del coronavirus, como fiebre, dolor de cabeza o corporal. Nada raro por el momento. Eso sí, son ocho etapas y llevamos dos hasta el momento. Esperemos continuar de la misma manera”.

La evaluación de los pacientes se lleva adelante por un sistema electrónico de monitoreo, operado por los voluntarios por medio de una App, que es atendido por un equipo médico de vigilancia. Hasta el momento, la vacunación no le generó contratiempos en su vida deportiva, al punto que se entrena en su casa de La Plata, a la espera de saber si seguirá en Gimnasia, dueño de su ficha, a donde llegó con solamente tres años y del que es “enfermo”.

Por otro lado, el escolta analizó la imposibilidad de la vuelta de los entrenamientos en las categorías del ascenso del básquetbol, a diferencia de la Liga Nacional, y afirmó: “Me gustaría que también apoyen a las divisionales de más abajo, no lo expreso como una crítica sino como un deseo. Los jugadores del ascenso sufrimos mucho”.

Comentarios