Promulgan nuevo reglamento para mejorar las condiciones laborales de médicos residentes bonaerenses

El Gobierno bonaerense promulgó hoy la reglamentación del artículo 52 de la Ley 10.471, por la que se establece el “Reglamento básico general para el sistema provincial de residencias para profesionales de la salud”, llevado a cabo con el objetivo de mejorar las condiciones laborales y formativas de esos profesionales, según se informó en el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires.

El reglamento que hasta hoy regulaba las residencias -que son actualmente 5.000- en la provincia es de 2001 y nunca se había actualizado.

La actual gestión, a los pocos meses de asumir, recibió a todos las y los residentes con quienes se comenzó a construir la nueva normativa.

Al presentar la iniciativa, días atrás, el gobernador Axel Kicillof expuso que se trata no sólo una “reparación” sino una cuestión “de justicia histórica y justicia social” y puso de relieve que el nuevo reglamento se trabajó en mesas técnicas con hospitales, regiones sanitarias, residentes y con la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la PBA (Cicop).

El texto establece un nuevo régimen de jornada laboral de lunes a viernes, eliminando los sábados; y determina la posibilidad de un día laboral para quienes están en el último año de las residencias, el cuarto, lo permite que realicen otras tareas remuneradas una vez por semana.

También reduce las jornadas de 24 a 12 horas para las guardias, con el propósito de evitar el agotamiento en los profesionales y, a nivel salarial, se incorpora un plus por guardia con un valor igual al 13% del sueldo de un jefe de residentes (que actualmente es de $26 mil por mes).

A la vez, se incorpora un plus por zona de baja cobertura, para incentivar la radicación en lugares con necesidad de profesionales, con un valor igual al 7% del sueldo del residente (entre $10 mil para un R1, residentes de primer año, y $13.100 para un R4 por mes) y suma un plus adicional por nacimiento de hijo de $1.500 y el doble en caso de hijo con discapacidad.

En paralelo, se incorporan los aportes jubilatorios al Instituto de Previsión Social bonaerense (IPS), sin pérdida de salario de bolsillo.

Desde el Poder Ejecutivo indicaron que “ello implica una mejora sustancial para los residentes en el reconocimiento de sus derechos, pero además un aumento salarial significativo compensando las desigualdades históricas que existían con CABA y con las residencias nacionales” y graficaron que mientras en la Ciudad un R4 cobra $130.000 de bolsillo, en Provincia va a pasar a cobrar $185.000, si hace guardias.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

Comentarios