Piumato se encadenó a una comisaria.

El líder del gremio de judiciales, se acercó a la comisaria 43 de floresta para reclamar por una empleada del ministerio público fiscal, quien quedó detenida tras una discusión callejera.

Julio Piumato, se hizo presente en horas de la tarde y cerca de las ocho de la noche se engancho a la baranda del ingreso de la comisaria con una cadena y un candado para pedir la “liberación inmediata” ya que consideró “una falta de respeto a los derechos humanos” por parte del fiscal Néstor Maragliano quien ordeno la detención de Vanesa Bertelegni.

La discusión se dio cuando Bertelengi debía utilizar una rampa para subir a su madre discapacitada a la vereda y se vio imposibilitada por un auto estacionado. Comenzó a pelear con la otra conductora lo que llamo la atención de los efectivos policiales y delante de ellos, la abogada defendida por Piumato, golpeo a la mujer en la cara.

Además, el gremialista se expresó por twitter en contra del fiscal, criticando su actuación ya que según él, “violó los derechos humanos de dos personas, el de Vanesa y el de su madre discapacitada”, quien esta “librada a la buena de dios”.

Comentarios