Pachelo respondió preguntas sobre el horario de la compra de un juguete, su coartada durante 20 años

El acusado además cuestionó el desarrollo del debate oral, al asegurar que es un juicio “de dichos de los dichos”, y afirmó que en sus 46 años “jamás” cometió “un delito violento” y que nunca le secuestraron un arma de fuego en su casa.

 

 

Por primera vez desde que comenzó el juicio por el crimen de María Marta García Belsunce, el acusado Nicolás Pachelo aceptó responder preguntas de la fiscalía para aclarar el horario de la compra de un juguete que realizó en un shopping el domingo 27 de octubre del 2002, día en que fue asesinada la víctima, coartada que utilizó durante casi 20 años para demostrar que no estaba en el country Carmel en el momento del asesinato.

El principal acusado del tercer juicio por el crimen de la socióloga tomó la palabra luego del cuarto intermedio de la 17ta. audiencia que se realiza en los Tribunales de San Isidro, para aclarar los dichos que realizó el periodista Pablo Duggan, quien declaró este lunes por la mañana en el primer turno.

Duggan aseguró, entre otras cuestiones, que -según el propio Pachelo- el día 27 de octubre de 2002 concurrió al Shopping Paseo Alcorta del barrio porteño de Palermo para que su madre le comprara un regalo de cumpleaños a su hijo.

De acuerdo al relato del periodista, Silvia Ryan, madre de Pachelo, “pretendía probar esa coartada mediante la presentación de un ticket que tenía como horario las 19.40, aunque era imposible que estuviera allí”, ya que un peritaje demostró que se realizaron dos llamadas desde el teléfono celular del acusado a las 19.01 y a las 19.32 que impactaron en antenas cercanas al country Carmel de Pilar.

 

 

El testigo Duggan incorporó al debate, además, un informe de la tarjeta Visa de Ryan que tenía como horario de la mencionada compra en el shopping, las 21.03.

Pachelo solicitó en ese momento al tribunal hacer un descargo sobre el horario introducido por Duggan, a lo que accedió el tribunal.

“Hasta el día de hoy no tenía conocimiento con respecto al informe de la tarjeta Visa del Mundo del Juguete. Me enteré hoy después de 20 años. El ticket decía 19.40, entonces yo reconstruí desde ese horario para atrás y no para adelante. Entonces cuando yo dije que estaba 19.40 en el Alcorta no fue para generar una coartada falsa”, dijo de manera contundente.

Luego, agregó: “Me vengo a enterar 20 años después que la compra se hizo 21.01 de la noche, si hubiera sabido eso antes de que empiece ese juicio, hubiera dicho 21.01. Yo nunca quise hacer una coartada falsa, me guié de un ticket que lo imprimió el Mundo del Juguete”.

Tras ello, Pachelo aceptó por primera vez en ese mes y medio de debate responder preguntas de la fiscalía, pero aclaró que “solo si corresponde a la compra del juguete”.

 

 

 

Al ser consultado por el fiscal general adjunto de San Isidro, Patricio Ferrari, por si sabía que su madre guardaba el ticket de compra, reiteró que no lo recuerda pero que “conociéndola”, supone que si “porque guardaba todo un año o un año y medio”.

El juez Federico Ecke le preguntó por qué guardaría su madre un ticket en una caja fuerte, por lo que Pachelo respondió: “Cuando se sabe que fue un homicidio y empiezan a nombrarme, con mi mamá empezamos a pensar qué hicimos el 27 de octubre, y para proteger ha guardado el ticket”.

“Yo me acuerdo tres cosas muy objetivas: que mi madre no lo vio (a su hijo) el 25 de octubre; que estábamos en deuda porque mi madre no le había comprado regalo, que para un nene de 7 años es algo importante; y que mi hijo eligió el regalo. Ahora por los horarios, me tengo que guiar con el ticket, gracias a Dios está ese ticket. Lo que no me cerraba era el horario, porque yo sabía que estaba ahí”, dijo Pachelo en relación a su presencia en el shopping Paseo Alcorta.

El imputado afirmó que “no hubo una fabulación o una mentira” y que su testimonio se basó “en un ticket” que fue entregado por un comercio.

“Fue una hora y media después (del horario de ticket 19.40) y eso explica un montón de cosas, explica que no mentimos”, afirmó.

Pachelo sostuvo que después de la compra fue a cenar con su familia, pero no recordó si dentro o fuera del shopping, y que regresó a su casa en Carmel cerca de las 12.30 o 1 de la mañana del 28 de octubre.

Finalmente, el principal imputado respondió algunas consultas de los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro.

“Lo más grave que escuché es que yo soy el autor (del crimen de María Marta)”, le contestó al juez Ecke ante las acusaciones que viene recibiendo en el debate oral.

Pachelo sostuvo que “no tiene nada que esconder” y que cuando sea el momento responderá sobre otras cuestiones, como la de los tres adolescentes que lo vieron correr en dirección a la casa de María Marta cuando ella se dirigía en bicicleta en la misma dirección.

“Si me vieron a 50 metros de mi casa, me vieron a 80 de la casa de María Marta”, se limitó a decir, y añadió “Jamás estuve dentro de esa casa, estoy podrido de que digan eso. Quiero sacar el apellido Pachelo de los diarios, no estuve ni en esa casa ni en el jardín”.

Por último, se defendió al decir que se extrajo dos veces sangre para hacer la prueba de ADN con los restos hemáticos hallados en la escena del crimen y sostuvo que “este es el juicio de dichos de los dichos”.

Jamás cometí un delito violento en 46 años. Una sola vez me acusaron como partícipe necesario (robo a la casa de un amigo). Tuve siete allanamientos, jamás en mi vida se secuestró un arma en mi casa”, afirmó.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

Comentarios