No hubo casos de gravedad entre los atendidos por quemaduras de pirotecnia

El Hospital del Quemado recibió 15 pacientes y la cantidad se va reduciendo año a año.

Las múltiples campañas anti pirotecnia van surtiendo cada vez más efecto entre la población. Como motivo principal está el daño que le producen los ruidos a las personas con autismo, sumado a lo que sufren los animales y, además, las quemaduras que puede provocar un petardo mal encendido.

Este año nuevo el Hospital del Quemado recibió solamente 15 pacientes, divididos entre 10 adultos y 5 chicos. Afortunadamente ninguno de ellos reviste mayor gravedad.

Samantha Foster, Cirujana Plástica del establecimiento, marcó que “los pacientes se redujeron a la mitad. Si ahora tenemos a unos 39 o 40 pacientes entre Navidad y Año Nuevo, el año pasado estábamos en más de 80”.

Comentarios