Murió Kelly Preston

Kelly Preston murió víctima del cáncer. La actriz tenía 57 años, y hacía dos le había sido diagnosticado un cáncer de mama, enfermedad y tratamiento que llevó en la más estricta intimidad.
Un representante de la famliia se ocupó de redactar el comunicado de su fallecimiento para la revista People:
“En la mañana del domingo, día 12 de julio de 2020, Kelly Preston, adorada esposa y madre, ha fallecido tras una batalla de dos años contra el cáncer de mama”, dice el comunicado con el que la familia anunció la pérdida de la actriz.
Preston “eligió llevar su lucha en privado, y estuvo recibiendo tratamiento médico durante un tiempo, con el apoyo de su famlia y amigos más cercanos. Era una persona bella, brillante y llena de amor que se implicaba a fondo con los demás y que llenaba de vida todo lo que tocaba. Su familia pide comprensión para la privacidad que necesitan en estos momentos”.
Preston hubiera cumplido 29 años de casada con John Travolta en septiembre. Con él tuvo tres hijos: Jett, que murió a los 16 años en 2009, su hija Ella, que hoy tiene 20 y Benjamin, de nueve años. Conoció a Travolta en un rodaje en 1987 y con él filmó su último papel en Gotti, hace dos años.
Tanto su marido, que acaba de anunciar que se retira un tiempo de la vida pública para atender a la famlia, como su hija Ella, que ha seguido los pasos de sus padres, recordaban también a su madre en sus cuentas de Instagram, con la misma foto y dos emotivos mensajes:
John Travolta escribía: “Es con gran pesar que les informo de que mi bella esposa Kelly ha perdido su batalla de dos años contra el cáncer de mama. Luchó con valentía con el amor y el apoyo de mucha gente. (…) La vida y el amor de Kelly siempre vivirán en nuestros recuerdos. Voy a tomarme algún tiempo para estar ahí para mis hijos que han perdido a su madre, así que perdónenme por anticipado si no saben nada de mí durante una temporada”
Y Ella recordaba así a su madre: “Nunca he conocido a nadie con tanta belleza, valor, fuerza y amor como tú. Cualquiera que haya tenido la fortuna de haberte conocido o haber estado en tu presencia sabe que tenías un aura y una luz que nunca dejaban de brillar y que hacían que todos a tu alrededor se sintiensen felices al instante. Gracias por estar ahí para mí, sin importar la causa. Gracias por tu amor. Gracias por tu apoyo y por hacer de este mundo un lugar mejor. Has hecho que la vida sea hermosa y sé que siempre seguirás haciéndolo. Te quiero muchísimo, mamá”.

Comentarios