Moody’s decidió mantener su clasificación de crédito para la Argentina

Dejó sin modificaciones la nota “Ca” para los bonos argentinos en moneda local y extranjera por “el limitado acceso al financiamiento” y mantuvo la perspectiva en “estable”.

 

 

La calificadora de riesgo Moody’s decidió mantener sin modificaciones la nota “Ca” para lo bonos soberanos argentinos en moneda local y extranjera, al igual que su perspectiva “estable”, informó este miércoles en un comunicado.

La entidad destacó los “esfuerzos recientes para corregir los desbalances macroeconómicos en el marco del programa del Fondo Monetario Internacional (FMI) que fue aprobado a principios de este año”.

No obstante, se decidió mantener la misma calificación ante “el limitado acceso al crédito, la débil gobernanza y el historial de recurrentes reestructuraciones de deuda”.

En tanto, se mantuvo la perspectiva “estable”; lo cual implica que para Moody´s es poco probable que las condiciones de crédito en general “mejoren materialmente”.

Del mismo modo, “las pérdidas esperadas se mantienen alineadas con las asociadas con una calificación de Ca”, explicó la agencia.

El problema de la inflación

Asimismo, calificó a la inflación como una problemática “perenne”, y proyectó que el índice totalizará un 85% este año y 80% en el próximo.

Respecto de las reservas, la calificadora destacó que las mismas subieron en US$ 1.000 millones desde principios de mes “tras el anuncio del Gobierno donde se le otorgaron condiciones más favorables a determinados exportadores”, en referencia al llamado “dólar soja”.

De esta forma el número total de reservas, según Moody´s, alcanzó los US$ 37.600 millones, aunque señaló que las reservas netas son de “menos de US$ 2.000 millones” si se quitan “ciertos depósitos del sector privado, swaps de divisas y otros préstamos bilaterales”.

Moody’s calificó a la inflación como una problemática “perenne” y proyectó que el índice totalizará un 85% este año y 80% en el próximo

Argentina mantiene la clasificación Ca desde abril de 2020, al comenzar la pandemia de Coronavirus, momento en el cual la agencia adjudicó una perspectiva “negativa”, la cual se elevó a “estable” en septiembre de 2020 tras el canje de deuda pública bajo ley extranjera.

Anteriormente, en agosto de 2019, tras la decisión de la administración de Mauricio Macri de declarar el otorgamiento de los pagos de los títulos de corto plazo en pesos, la calificadora rebajó la nota de “B2” a “Caa2”.

Comentarios