Monseñor Aguer: “El aborto es un problema de la burguesía”

El líder religioso también afirmó que “la criatura no puede sufrir la pena de muerte que debe ser para el violador”.

Luego de que Mauricio Macri derogara el protocolo de interrupción legal del embarazo, el Monseñor Héctor Aguer defendió esta decisión: “Es insólito que permita abortar a una chica de 14 años sin intervención de los padres”, destacó y aseguró que de progresar eso era “una ley que generaliza aún más esta práctica”.

En diálogo con Radio Con Vos diagnosticó que es falso que sea un problema de salud pública ya que “las mujeres pobres no abortan, es un problema de la burguesía”. Además agregó que “los 500 mil abortos por año es un número mítico”.

“Un embrión es un ser humano, este embrión no es lo mismo que uno de cerdo o de mono. En el Concilio Vaticano se considera a un aborto como crímenes abominables”, especificó sobre su pensamiento.

En lo que hace a la objeción de conciencia sostuvo que “nunca voy a pensar que esta ley es buena y si fuera médico nunca haría un aborto” y se preguntó “por qué la criatura tiene que sufrir la pena de muerte que debería sufrir el violador. ¿Por qué no pena de muerte al violador?”.

 

 

Comentarios