Messi encendió las alarmas

Luego del triunfo sobre Brasil, algunos jugadores argentinos jugaron a las cartas. Uno de ellos fue Leo, que se mostró con hielo en ambas rodillas.

El clásico sudamericano fue duro desde varios puntos de vista. Muchos roces, patadas, tensión, un par de penales y discusiones. Finalmente, Argentina ganó 1-0 con el gol de Lionel Messi y a otra cosa. Luego de tanta tensión, los jugadores de la Selección se relajaron primero celebrando el cumpleaños de Paulo Dybala y luego jugando al truco en la habitación. Pero en el juego de cartas se vio un detalle con el 10: hielo en ambas rodillas.

A Leo le dieron de lo lindo, sobre todo Militao, quien le entró duro en el segundo tiempo y lo dejó con algunos dolores. Messi también puso su cuota de faltas: hizo cuatro durante todo el encuentro y hasta se cruzó feo con Tite. “Me mandó a callar”, dijo el DT de Brasil.

Lo cierto es que el capitán y 10 de la Selección, en su regreso, metió el gol del triunfo, pero también sufrió la dureza de un duelo que nunca es amistoso. Por eso terminó con sus dos rodillas doloridas y se puso hielo para evitar problemas mayores.

 

 

Comentarios