Médicos preocupados por la salud de la reina Isabel II de Gran Bretaña

La reina Isabel II de Gran Bretaña, de 96 años, se encontraba hoy bajo supervisión médica en Balmoral, su residencia de verano en Escocia, después de que los médicos se preocuparan por su salud aunque sin dar detalles al respecto, informó el Palacio de Buckingham.

“Después de una evaluación adicional esta mañana, los médicos de la reina están preocupados por la salud de Su Majestad y han recomendado que permanezca bajo supervisión médica”, dijeron en un comunicado, que reprodujo la cadena pública BBC.

“La reina está cómoda y en Balmoral. Su familia inmediata ha sido informada”. agregó el comunicado.

La flamante primera ministra, Liz Truss, escribió de inmediato en su cuenta de Twitter: “Todo el país estará profundamente preocupado por las noticias del Palacio de Buckingham a la hora del almuerzo”.

“Mis pensamientos, y los pensamientos de las personas en todo el Reino Unido, están con Su Majestad la Reina y su familia en este momento”, añadió la premier.

El príncipe Guillermo, nieto de la monarca, está camino a Balmoral mientras el príncipe Carlos ya está al lado de la reina,

Un portavoz de Clarence House dijo: “Sus Altezas Reales el Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles han viajado a Balmoral”.

El duque y la duquesa de Sussex, Enrique -hermano de Guillermo- y Meghan, que debían asistir esta noche a la ceremonia de los Premios WellChild en Londres, cambiaron sus planes y viajarán a ver a la reina.

El anuncio sobre la salud de Isabel II se conoció después de que la reina se retirara ayer del Consejo Privado y los médicos le aconsejaran que descansara.

Según la BBC, esta tarde había mucha preocupación por su salud, mucho más explícita que en otras oportunidades y sin ninguna referencia a que solo se trate de dificultades con la movilidad.

También hay advertencias contra especulaciones infundadas, como que podría haber sufrido una caída.

Anteayer la reina recibió las visitas del primer ministro saliente, Boris Johnson, y de su sucesora, Liz Truss, en Balmoral en lugar de viajar a Londres para el evento.

Ese día se la vio de pie y siendo fotografiada sonriendo mientras nombraba a la nueva primera ministra.

Sin embargo, las imágenes oficiales difundidas tras el encuentro con la flamante premier muestran a Isabel II encorvada y con bastón.

El Palacio de Buckingham confirmó este nuevo cambio, que se suma a la lista cada vez más amplia de anulaciones en la agenda de Isabel II.

Una de las ausencias más simbólicas de la reina se produjo en la apertura de la sesión parlamentaria del año pasado, cuando le cedió al príncipe Carlos la lectura del discurso del Gobierno.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

Comentarios