Más de 5 millones de niños perdieron a sus padres o cuidadores en la pandemia

Alrededor de 5,2 millones de niños alrededor del mundo perdieron a uno de sus padres o cuidadores en los primeros 19 meses de la pandemia, y en Argentina se reportaron 30.300 niños afectados, según un estudio publicado en la revista médica The Lancet.

El estudio sobre “Estimaciones mínimas mundiales, regionales y nacionales de niños afectados por la orfandad asociada a la Covid-19 y la muerte del cuidador” se basó en datos de 21 países, entre ellos Argentina, Estados Unidos, India y Sudáfrica.

Susan Hillis, investigadora de la Universidad de Oxford y autora principal del estudio, señaló que “los niños están sufriendo inmensamente ahora, y necesitan nuestra ayuda”, informó, por su parte, la web de The New York Times.

Tomando como base un estudio original realizado con los datos del 1 de marzo de 2020 al 20 de abril de 2021, se actualizó la información de mortalidad teniendo en cuenta la proliferación de nuevas variantes, la actualización de los datos de fallecidos y la disparidad en el acceso a las vacunas.

También se incluyó un nuevo período que abarcó los datos desde el 1 de mayo hasta el 31 de octubre de 2021, donde se evidenció un aumento sustancial de casos de orfandad.

La orfandad es definida como la muerte de uno o ambos padres y/o cuidadores, y el estudio también incluyó datos de la orfandad secundaria, como la pérdida de abuelos o convivientes.

Usando cifras actualizadas sobre las muertes relacionadas con coronavirus, los investigadores calcularon que al menos 2,7 millones de niños perdieron a un padre o cuidador durante los primeros 13 meses del estudio original.

Mientras tanto, con el estudio actualizado y el total de los 20 meses estudiados, se concluyó que un mínimo de 3.367.000 niños son huérfanos, 3.550.000 perdieron a alguno de sus cuidadores primarios -madres, padres o tutores- y un adicional de 1.650.300 de niños experimentaron la muerte de cuidadores secundarios, como abuelos o convivientes.

De esta forma, el número de niños que perdieron a uno o dos de sus padres se ubicó en, al menos, 5.200.300, excediendo el número de 5 millones de muertes por coronavirus reportadas en octubre.

Esto demostró que, por cada muerte reportada de Covid-19, al menos un niño experimentó la orfandad o muertes de alguno de sus cuidadores.

Los niños fueron agrupados por edades -0 a 4 años, 5 a 9 años y 10 a 17 años- y en Argentina se reportaron 4.300 niños afectados en el primer grupo, 6.500 en el segundo y 19.400 en el tercero, dando un total de 30.300 niños con pérdidas de madres, padres o cuidadores, según el estudio publicado este jueves.

El estudio también advirtió que dos de cada tres niños huérfanos tienen entre 10 y 17 años, siendo éste el rango de niños más afectado a nivel global.

“Se necesitaron 10 años para que cinco millones de niños quedaran huérfanos por el VIH/SIDA, mientras que la misma cantidad de niños quedaron huérfanos por el Covid-19 en solo dos años”, señaló en un comunicado Lorraine Sherr, profesora del University College London, coautora del estudio.

Por otra parte, investigadores advirtieron que estos niños podrían sufrir un mayor riesgo de pobreza, abuso y/o sexual, problemas de salud mental, estrés, suicidio, abandono de escuela, entre otros.

Los investigadores también remarcaron que el estudio examinó los datos hasta octubre de 2021 y no incluyó el último aumento de casos debido a la variante Ómicron.

 

 

 

Fuente: Télam

Comentarios