Mario Rizzi: “Hay que enseñarles a los que enseñan”

El ex futbolista y actual director técnico, Mario Rizzi, dialogó junto a Rafael Crocinelli, en “Palabra autorizada”, sobre su trayectoria como jugador, su carrera como entrenador y el modo en que llegó a ser un buscador de talentos, en el ascenso, para el club San Lorenzo, donde es ídolo.

“Siempre digo que en Junín, cuando tenes 19 años, tus viejos te mandan a estudiar abogado, médico o arquitecto. Después de cinco años volves al pueblo con la chapa de profesional y la pegás en la puerta de tu casa. Ese es el orgullo de los viejos. Mi facultad fue el Gasómetro porque ahí me eduqué. El hecho de jugar en Primera te educa en la conducta, en el cuidado personal, en las comidas, he recorrido el mundo con San Lorenzo, los códigos del respeto, la autoridad del entrenador. Fue la facultad de mi vida el Gasómetro”, reflexionó Rizzi.

Respecto a la formación de los jugadores, analizó: “En Argentina hay una deuda, ´Hay que enseñar a los que enseñan´. Hay que enseñarles a los juveniles, de darles las herramientas y capacidades. No hay maestros en la formación, la mitad de los que trabajan con chicos no están capacitados”.

También compartió una anécdota sobre el técnico que más lo marcó, Adolfo Pedernera: “Veníamos mal con un equipazo. Entró al vestuario del Gasómetro con la pelota en sus manos. La puso arriba de la camilla y dijo: ´Estoy contento y les voy a pedir dos cosas: vamos a tratarla bien a ella (y apuntó a la pelota), porque tiene nombre de mujer. Y vamos a estar contentos, porque si estamos contentos vamos a jugar mejor´ “, y señaló: “Parecen dos frases simples, pero creó un clima distendido, alegre y estuvimos 16 partidos sin perder. Un maestro, la simplicidad pura que es lo más difícil de ser”.

Comentarios