María Rosa Yorio: “Sigo siendo rockera”.

La cantante paso por los micrófonos de Eco Medios en el programa “Voces y memorias” donde recordó momentos de sus inicios, sensaciones que le genera su trabajo y lo agradable que es la música en la vida.

Yorio cree que el canto y el habla están cargados de la energía de cada uno. “La voz viene de un cuerpo, el cuerpo también es el ánimo y el espíritu. Un ser humano es todo eso, su pasado, sus vivencias”. Y agrega: “La manera que a mí me gusta cantar es vivir lo que canto”

En cuanto a la música, afirma la carga emocional que tiene al decir que: “Ponés música y aparecen cosas, te relajas, te vitalizas, soñás. Incluso, una canción triste te acompaña porque decís: “Si este artista también estuvo triste por estas cosas la mía es un poco menor”.

También, está segura de lo importante que es el arte en la vida. “Podés estar sin un mango, pero si podés agarrar un libro, escuchar una bella música, tener una charla más allá de lo común, ahí hay algo que te va a hacer rico”. A esto le suma que: “La cultura y la educación son un gran bien, te ayudan en muchos momentos de la vida”.

Sobre sus recuerdos de infancia y adolescencia, cuenta que: “De chica, soñaba con ser escritora y hacer stand up” y por otro lado. “La represión cultural me dejó cierta inestabilidad, cuando entré en la adolescencia, me costó insertarme en el mundo”.

En cuanto a gustos, comenta que: “Cuando escuché Almendra era algo completamente nuevo, una poesía interesante, urbana, nuestra. Uno se podía identificar, no era como los Beatles o Bob Dylan, era algo que era muy nuestro” y afirma que hoy en día: “Sigo siendo rockera, me gusta el swing, el rock and roll y las letras picantes”.

Siempre ligada a lo artístico, recuerda: “Cuando acabé mi libro sentí mucha emoción, llamé a 2 o 3 personas a decirles que terminé. Fue una experiencia hermosa fuera de lo que podía esperar” y hasta se intento desempeñar en otras ramas, casi por necesidad de hacerlo: “Pintaba mucho cuando tuve un vecino que no me dejaba cantar, se nota que por algún lado tenía que salir”.

Pero sin embargo, reconoce que no siempre es todo agradable en el rubro, hasta que llega lo que uno espera: “Hay partes del arte que son de laburo, que las sentís como un plomo, sobre todo las grabaciones, lo que pasa es que en el momento que tenés todo ensayado y lo expresás es muy linda la sensación”.

Podes escuchar la nota completa haciendo click aca.

Comentarios