Luisa Kuliok: “Compartir esta historia con el público es un regalo maravilloso”

  • ¿Dudaste alguna vez de tu vocación? ¿Cómo se prepara un personaje?
  • No. A veces me decían a los 18 años: “¿Por qué no estudías otra cosa? ¿Una carrera?”, no se me ocurría, ¿por qué?, ¿cómo se puede ir en contra de algo que ya es carne y sangre en vos?”  Hay una parte que depende de uno, que es una gran disciplina para contar un personaje y, por otro lado, hay algo misterioso. Uno nunca termina de saber qué es lo que le está contando a quién escucha.

Junto a Hernán Dobry, la actriz analizó que en la actualidad “hay algo que estamos tratando de deconstruir que es la cultura patriarcal, está teniendo visibilidad y podemos empezar a vernos nosotras mismas de otra manera”. Además, pidió sobren el momento de la Argentina que “tenemos que tener oportunidades y vivir una vida digna, en este momento es fundamental y tenemos la oportunidad de las urnas para que todos y todas podamos salir adelante”.

“Arriba del escenario una se manda con un salto al vacío pleno y una está plena ahí”, expresó sobre la sensación de salir a escena y confesó que “ser querida por el público, que me esperen y quieran compartir aquella historia que tenga para contar, es un regalo extraordinario”.

  • ¿Te quedan anhelos por cumplir profesionalmente?
  • En el trabajo, uno de mis sueños es trabajar con Roberto, mi marido y creo que lo vamos a concretar finalmente. Es muy importante que tu persona de al lado, que tiene deseos y derechos, tiene que tener su propia plenitud, la misma que uno tiene”

Además, afirma que no se ve haciendo otra cosa dentro del mundo del teatro: “Me dicen por qué no doy clases y a mí me da vergüenza porque hay tanta gente que sabe tanto que no me animo. O a veces me preguntan por qué no dirijo y yo tengo tal respeto por los que dirigen, por lo que significa tomar la totalidad de una obra de teatro”.

  • ¿Extrañás la televisión?
  • No extraño la televisión pero me gustaría hacerla. Amo la televisión, si no la amara no me podría haber ido como me fue pero puedo vivir perfectamente sin la televisión. Es difícil porque la TV en general pareciera que lo único siempre importante es lo sub 35. A partir de determinado momento, es difícil encontrar personajes de mujeres que sean interesantes, ricos y que tengan el protagonismo de que la historia tenga algo que contar”.

Al cierre, marcó que “me siento totalmente completa, plena, feliz, viva y siempre tomando riesgos que me hace sentir una persona que nace en cada momento”.

Comentarios