LOS TEMAS DEL DIA: El Resumen de “PERIODISMO A DIARIO” con Hugo E. Grimaldi

Las 16 principales: la actualidad en títulos y el desarrollo de las noticias más relevantes del día

 

  • Entre la victimización y el repartir culpas, Cristina hizo una defensa política y se acordó del peronismo (ver desarrollo)
  • La grieta en su esplendor: el discurso de CFK generó muchas repercusiones y algunos silencios (ver desarrollo)
  • Mientras el kirchnerismo está en otra cosa, Massa ajusta el gasto y negocia ingreso de dólares (ver desarrollo)
  • En el oficialismo debaten si marchar o no a favor de Cristina y en la Casa Rosada ya se habla de indulto
  • Una fuerte sequía golpea a la Zona Núcleo y pone en guardia extrema a productores, sobre todo de trigo
  • Admiten que el dólar-soja no fue efectivo y el campo apunta a conseguir un tipo de cambio unificado
  • Impulsada por el consumo, la economía durante junio creció 1,1% en relación a mayo y prevén enfriamiento
  • Por amenazas, la Corte reforzó la seguridad de los miembros del Tribunal que juzgan a la vicepresidenta
  • Senadores de la oposición denunciaron que por alocución de Cristina no pudieron reunirse cinco comisiones
  • El Club Político Argentino repudió manifestaciones contra la Justicia y advirtió sobre las amenazas de “pueblada”
  • Macri dijo que no vio el discurso de la vice y que no hablará de las acusaciones a su amigo Nicolás Caputo
  • Pichetto dijo que es difícil probar el delito de asociación ilícita y armó otro revuelo en Juntos por el Cambio
  • Tras el terremoto que armó Carrió y acusaciones de Arroyo Salgado a Ritondo, hoy se reúne la Mesa Nacional de JxC
  • A seis meses de la invasión, Rusia no progresa más allá del este de Ucrania y la opinión pública se impacienta
  • En Nicaragua, el régimen de Ortega confisca los bienes y la sede del tradicional diario “La Prensa”
  • Con críticas a la seguridad del voto electrónico, Bolsonaro pone en duda la limpieza de las futuras elecciones

 

Entre la victimización y el repartir culpas, Cristina hizo una defensa política y se acordó del peronismo

 

 

Con un claro sesgo político, en un discurso por las redes sociales desde el Senado que mereció cataratas de reacciones, Cristina Kirchner se puso en víctima junto al peronismo en su conjunto (tras su intervención, desde el balcón del Senado pidió cantar la Marcha Peronista) y a los gobiernos del campo popular. A la hora de ensayar una respuesta a los alegatos del Ministerio Público, la vicepresidenta de la Nación desvió constantemente la atención hacia terceros por otros hechos, antes de refutar directamente las acusaciones en su contra en el juicio de la obra pública direccionada a Lázaro Báez.

En la hora y media que duró la alocución, Cristina mostró un tono encendido y a veces algo desorbitado y enredado en anotaciones, recortes y chats, hablando de ficciones, distribuyendo culpas a diestra y siniestra, sobre todo hacia la Justicia en general y a los fiscales en particular, a los medios y al macrismo como gestor de hechos de corrupción que “nadie investiga”, mezclando causas o haciendo denuncias colaterales, más allá de chicanas y advertencias de una proscripción que no sucederá. En ese sentido, se comparó con Lula.

Cristina realizó especialmente una autodefensa de la asignación de obras en los períodos kirchneristas en Santa Cruz, negó su sociedad con Báez, nombró a varios personajes de la vida política y empresaria, incluido Néstor Kirchner, apuntó en todo momento a cargar las tintas sobre José López y puso en la picota a Mauricio Macri y a gente de su entorno para sugerir que, ante la connivencia con los dueños de las empresas, todos los políticos tienen similares posibilidades de quedar involucrados.

Sobre su actuación como gobernante y en relación a la llegada del kirchnerismo en 2005, Cristina afirmó que “piense como se piense, ningún argentino puede decir que no se vivía mejor que nunca hasta en ese momento. Por eso piden 12 años, los 12 años del mejor gobierno que tuvo la Argentina en las últimas décadas, el de Néstor y mis dos mandatos. Nos piden 12 años por la memoria, la verdad y la justicia, por el FMI, por las AFJP, por el salario de los laburantes. Por eso me van a estigmatizar y condenar. Si naciera 20 veces, 20 veces haría lo mismo”.

Sólo pareció querer abandonar el terreno político y salir a destruir las pruebas que presentaron los fiscales, cuando habló de los chats que López había cruzado desde su teléfono celular, que algunos creen que fueron presentados a destiempo y que serán invalidados por las defensas, pero también allí usó la técnica de desviar la atención porque apuntó al ex funcionario del ministerio de Planificación y a su relación con Nicolás Caputo, a quien presentó como “hermano de la vida” de Macri.

La expresidenta avanzó con ese argumento luego de mostrar una charla entre Amílcar Fredes, ex Coordinador General de la secretaría de Obras Públicas y López del 19 de diciembre de 2013: “No, decile que hablen con Flavio y Rodney. Ellos lo saben bien. Que no se hagan los bolu…”. “El trato de familiaridad con Nicky Caputo y con Eduardo Gutiérrez no lo veo con ningún otro. Yo no considero que la amistad sea un pecado, pero quien ha considerado que esto (los chats de López con Báez) es delito son los fiscales Luciani y Mola. ¿No les llamó la atención esta familiaridad a los fiscales y a los jueces? La que me siento muy boluda son yo, pero no importa”, se victimizó.

“Si había un caso en la República Argentina para poder investigar la corrupción en general y en particular de obra pública era éste, el de López revoleando bolsos por el convento. ¿Qué era lo que había que hacer con ese teléfono? ¿Ustedes se enteraron que Caputo haya sido citado o investigado para ver de dónde venían los 9 millones de dólares? ¿Qué hicieron los fiscales con estas llamadas?”, se preguntó. Y afirmó que “los dueños (del dinero) eran macristas. No tengo la más mínima duda”, disparó.

A la hora de repartir responsabilidades para demostrar que estas cuestiones están enraizadas en la relación entre la política y las empresas no estuvo muy feliz cuando puso en el centro de la escena a Néstor Kirchner, ya que cerró la anécdota sobre las visitas de Héctor Magnetto (CEO del Grupo Clarín) a Olivos con un “cuando Néstor estaba por terminar la gestión le firmó la fusión de Cablevisión, el negocio más importante junto con Telefónica… mucho más que cualquier obra pública”.

Luego, pese a que las referencias de cierto arreglo entre ambos rozaban a su esposo, ella se preguntó –probablemente con una ironía- si “algún fiscal tomará nota para pedir si hubo algún acuerdo entre Magnetto y Kirchner para firmar la fusión de Cablevisión y demás”. Y dando por sentado la comunión que estaba naturalizando cerró: “todo es así en la Argentina; todo hace juego con todo”, sintetizó.

Expresó también que “los fiscales dicen que los tres gobiernos (kirchneristas) -única continuidad en la historia- no fueron gobiernos. Dicen que fueron una asociación ilícita, desconociendo todo derecho administrativo y constitucional. Van por todo, pero no por mí. Lo dije alguna vez, no vienen por mí, vienen por los derechos de los trabajadores, por los salarios. Y por eso estamos pagando estas consecuencias”, señaló.

 

La grieta en su esplendor: el discurso de CFK generó muchas repercusiones y algunos silencios

 

 

Todo el espectro político dijo lo suyo sobre el discurso de Cristina Kirchner, una suerte de alegato que no buscó demoler las pruebas de los fiscales en el juicio de Vialidad, sino demostrar que en materia de obra pública nadie puede tirar la primera piedra. Desde el Ejecutivo no fueron muchos quienes opinaron y apenas se registró un escueto comentario de forma atribuido al presidente Alberto Fernández.

Tampoco quiso expresarse públicamente el ex presidente Mauricio Macri, blanco permanente de las acusaciones de la vicepresidenta. Entre quienes están a favor, no se registran demasiadas opiniones que de modo explícito aseguren que Cristina es “inocente”. Éstas son algunas repercusiones sobre sus dichos:

  • A favor 
    • Alberto Fernández (a través de terceros): “estuvo espléndida en su discurso”.
    • Andrés “Cuervo” Larroque: “escucharla es tener esperanzas”.
    • Nicolás Kreplak: “La persiguen por ampliar los derechos y mejorar la vida del pueblo. Por eso, siempre la vamos a defender”.
    • Elizabeth Gómez Alcorta: “no sólo deja en claro las contundentes pruebas de la aberración judicial en su contra, sino que expone con mucha certeza los verdaderos motivos de su persecución: vienen por la democracia y por el pueblo”.
    • Eduardo “Wado” de Pedro: “a los señores jueces y fiscales se les nota mucho que no quieren escuchar la verdad”.
  • En contra
    • Mario Negri: “Experta en revolear ministros de Alberto, Cristina Kirchner revoleó hoy a sus ex funcionarios y a empresarios de la construcción. Pero no pudo explicar ni una palabra del “Plan limpiar todo”, las pruebas claves que incorporaron Luciani y Mola para demostrar su sociedad con Báez”.
    • Waldo Wolf: “Hace una hora que está contando que Caputo era proveedor del Estado (ya lo sabíamos) y hablaba con funcionarios para cobra. Todavía no explicó cómo le habría devuelto el en sus hoteles como hizo Báez. Más que defensa es una confesión”.
    • Margarita Stolbizer: “Nada, nada, nada. CFK no contestó ni rebatió ninguna de las acusaciones y pruebas presentadas por los fiscales Mola y Luciani. Hubo defraudación al Estado y entre todos los imputados conformaban una asociación ilícita para cometer delitos, que cometieron y se enriquecieron”.
    • Graciela Ocaña: “en su largo show unipersonal, Cristina Kirchner no pudo rebatir las pruebas que presentaron los fiscales en su alegato. Esbozó una defensa política porque no tiene las herramientas para presentar una defensa jurídica”.
    • Asociación de Magistrados: “La causa Vialidad se encuentra en pleno trámite, transitando las etapas en las que las partes ejercen sus derechos. Consideramos desmedido el ataque a jueces y a fiscales. Seguiremos defendiendo siempre la independencia de poderes”.

 

Mientras el kirchnerismo está en otra cosa, Massa ajusta el gasto y negocia ingreso de dólares

 

Foto: Tw @SergioMassa

 

En estos primeros días, la gestión de Sergio Massa al frente del ministerio de Economía se concentró en dos temas cruciales, ambos dedicados a apuntalar los compromisos con el Fondo Monetario Internacional: el nivel de Reservas y la magnitud del déficit fiscal. Muchas de las decisiones tomadas son mucho más profundas que las encaradas por Martín Guzmán y van en contra del modelo económico que el kirchnerismo defiende a ultranza.

En materia de Reservas, las pequeñas compras de dólares de estos últimos días estarían marcando que la sangría derivada de las importaciones de combustibles y gas estaría terminando y el Gobierno se ha mostrado más flexible para conseguir dólares genuinos provenientes de las exportaciones. No obstante, el saldo de agosto aún es negativo.

En cuanto al déficit, el recorte de partidas subutilizadas a los ministerios de Salud y Educación, sobre todo demostró que Massa está aprovechando el ruido del juicio a Cristina Kirchner para avanzar en un tema tabú para el kirchnerismo, el ajuste tan temido.

Estas son algunos de los temas económicos -con aristas políticas y sindicales algunos de ellos- que tienen que ver con los dos frentes que el ministro busca revertir:

  • Educación: los gremios docentes objetaron el recorte de $70 mil millones en el Presupuesto educativo, aunque a la inversa de otros tiempos dijeron que no se harán paros, mientras el ministro del área, Jaime Perczyk se conformó expresando que en realidad el recorte de $30 mil millones para la compra de computadoras del Plan Conectar-Igualdad está bien porque no se pueden usar las partidas asignadas ya que no se pueden importar piezas para armarlas.
  • Agroindustria: durante los primeros seis meses de 2022 la agroindustria generó el ingreso de U$$ 31 mil millones por exportaciones, la cifra más alta de la historia del país. De acuerdo con los datos semestrales del Monitor de Exportaciones Agroindustriales de FADA que releva 20 complejos y 10 indicadores, ocho de ellos se destacaron por el aumento de sus exportaciones en dólares: trigo (105%), cebada (72%), girasol (62%), legumbres (55%), limón (44%), lácteo (38%), maíz (27%) y avícola (22%). Se reportó también que en el mismo período, la AFIP recaudó un total de U$S 5,7 millones por Retenciones.
  • Cepo importador: entre las 34 nuevas licencias de productos que ahora se deberán solicitar para importar, hay plaquetas de computadoras y teclados, consolas de videojuegos, licencias de software, servicios de consultoría, seguros, fletes y hasta whisky. Según estimó Economía, las operaciones bajo observación representan un total de U$S 3.000 millones para lo que resta del año.
  • Empleo estatal: se dispuso que todo el sector público nacional deberá informar mensualmente al INDEC la variación de su dotación de personal para su publicación. Según informaron a “Clarín” desde la secretaría de Gestión y Empleo Público, la Administración Pública Nacional cuenta hoy con 73.985 empleados; los organismos descentralizados (AFIP, ANSeS, PAMI, Conicet) tienen 87.824 puestos y las Fuerzas Armadas y de Seguridad, cerca de 200.000 personas. Por su parte, las empresas públicas contarían con cerca de 92.000 personas.
  • Mercados: el dólar blue trepó a $297 y mientras que los dólares financieros cruzaron otra vez la línea de los $300, el BCRA compró U$S5 millones que sumó a las Reservas. Los bonos y acciones argentinas tuvieron un nuevo rebote: los títulos públicos treparon hasta 3% y el riesgo-país perforó el piso de 2.400 puntos básicos para terminar en 2.396 unidades.

Comentarios