Después de cuatro años en prisión lo declararon inocente

Federico Lisi fue acusado de matar en diciembre de 2015 al electricista Miguel Ángel Quesada, de 62 años, en La Plata, Buenos Aires.

Estuvo preso casi 4 años en Los Hornos y ahora un jurado popular lo absolvió luego de que admitiera que fue amenazado en la comisaría y obligado a reconocer un crimen que no cometió. El asesinato quedó impune.

Quesada fue asesinado apuñalado en su casa. Después de un interrogatorio policial que duró varias horas Lisi, contra su voluntad, dijo que fue el autor del hecho. El abogado Gonzalo Alba, a cargo de la defensa, pidió que el caso sea debatido en un juicio por jurados por considerar que la prueba que existe en el expediente no se condice con la acusación de homicidio agravado.

En ese momento, Federico era ayudante del electricista, estuvo detenido durante tres años y nueves meses acusado de cometer el brutal asesinato. La confesión era la única prueba que sostuvo la acusación y el encierro.
Al momento del hecho el titular de la comisaría de Los Hornos era Sebastián Cuenca, quien fue exonerado de la fuerza y condenado en el marco de la causa denominada “sobres de coimas policiales”.

Comentarios