La Selección sobrevoló Buenos Aires en helicópteros

Desde Ezeiza hasta CABA, una impresionante muestra de afecto -se calculan más de 4 millones de personas en las calles- se vive en la Argentina tras la llegada de los campeones y el inicio de la caravana con la Copa. En Autopista 25 de Mayo y 9 de Julio los esperaba una verdadera marea humana, pero fue imposible avanzar para el micro que los trasladaba.

 

Foto: Télam

Los más de cuatro millones de hinchas que coparon las calles de Buenos Aires fueron saludados hoy desde helicópteros por los jugadores de la selección argentina de fútbol que ganó el Mundial de Qatar, después de que a los futbolistas se les hiciera imposible avanzar por tierra hacia la zona del centro porteño donde los esperaba una enorme demostración de agradecimiento.

Los jugadores tuvieron que bajar de los micros para abordar helicópteros en la Escuela de Cadetes de la Policía Federal en el barrio porteño de Villa Lugano, después de un recorrido de más de cuatro horas desde la salida del predio que la AFA posee en Ezeiza.

 

 


Ante el hormiguero de gente que evitaba el avance de los micros, sumado a un accidente en el que un hincha cayó cerca del micro desde un puente en la Autopista Riccheri, los futbolistas optaron por abordar los helicópteros.

Minutos antes, el presidente de la AFA, Claudio Tapia, avisó que era imposible seguir el recorrido por tierra.

“No nos dejan llegar a saludar va toda la gente que estaba en el Obelisco, los mismo organismos de seguridad que nos escoltaban no nos permiten avanzar. Mil disculpas en nombre de todos los jugadores campeones. Una pena”, escribió..

Fue entonces que la selección hizo vuelos por sobre distintos puntos de la ciudad y se acercó a la zona del Obelisco y otras zonas céntricas, donde estaba agolpada la mayoría del público, antes de enfilar nuevamente hacia el predio de la AFA.

 

 

“El helicóptero guía de la Policía Federal Argentina H16 lleva a bordo al Capitán Lionel Messi, Lionel Scaloni y Rodrigo De Paul, quienes llevan la Copa del Mundo. Los mismos harán un sobrevuelo por el Obelisco, zona de Constitución, 9 de Julio, Av. De Mayo, Autopista 25 de Mayo para saludar al pueblo, donde finalmente regresarán al predio de la AFA”, informó la fuerza de seguridad.

Por su parte, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, dijo en Twitter: “Los campeones del mundo están sobrevolando todo el recorrido en helicópteros porque se hizo imposible seguir por tierra ante la explosión de alegría popular”.

“Sigamos celebrando en paz y mostrándoles nuestro amor y admiración”, cerró.

Los hinchas, muchos en éxtasis, saludaban hacia el cielo, cantaban y saltaban emocionados con la esperanza de ser vistos o escuchados desde las alturas por Lionel Messi y el resto de los jugadores.

Unos cuatro millones de personas configuraron hoy una gigantesca marea albiceleste y salieron a las calles para saludar a la selección argentina campeona del mundo, en una imponente demostración de agradecimiento que será recodada por décadas en el país.

 

 

 

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires informó a Télam que son al menos cuatro millones las personas que se movilizaron este martes en distintos puntos como el Obelisco porteño, la avenida 9 de Julio, la autopista 25 de Mayo y Riccheri, la Plaza de Mayo y la zona de Ezeiza, desde salieron los jugadores en esta caravana post mundialista.

Miles de hinchas con camisetas de la selección nacional y banderas celestes y blancas se concentraron desde la mañana en el Obelisco, en pleno centro porteño, y en las puertas del predio de la AFA, en el partido bonaerense de Ezeiza, para acompañar la caravana de festejos que el equipo Campeón del Mundo realizará por gran parte de la ciudad de Buenos Aires.

La Selección campeona del mundo en Qatar 2022 llegó al país a las 2.24 en un vuelo de Aerolíneas Argentinas y fue recibida por una multitud que acompañó el paso del micro que la trasladó desde el aeropuerto hasta el predio de la AFA.

Los integrantes del equipo liderado por Lionel Messi y dirigidos por Lionel Scaloni partieron desde Ezeiza al mediodía en una caravana de festejo que inicialmente pasaría por el Obelisco, entre otros puntos de CABA, en medio de una jornada histórica y feriado nacional decretado por el gobierno nacional.

Aunque inicialmente se esperaba que el micro con los jugadores llegara a saludar al Obelisco, ante la multitudinaria concentración de personas, a través de un tuit desde la cuenta oficial del seleccionado campeón informó que se modificaba el recorrido.

“Los futbolistas se acercarán a saludar a los hinchas desde la Autopista 25 de mayo y 9 de Julio, de acuerdo al circuito dispuesto por los organismos de seguridad (Nación, Provincia y Ciudad de Buenos Aires)”, indicaron en la red social.

Desde entonces, una marea humana se desplazó desde el Obelisco a la autopista 25 de Mayo en su intersección con la Avenida 9 de Julio, donde bajo un sol abrasador comenzaron a caminar y entonar los cánticos de aliento a la Selección, con la ya mítica “Muchachos…” que se repetía sin cesar.

Pero todos esos recorridos previstos tuvieron que ser modificados y luego interrumpidos ante la enorme multitud.

 

Así se vivía la fiesta

Una multitud de simpatizantes comenzó a desplazarse desde el Obelisco hacia la Autopista 25 de Mayo en su intersección con la Avenida 9 de Julio al enterarse de la versión de que la selección saludará a los hinchas desde esa intersección porteña.

De acuerdo con lo consignado por el propio seleccionado a través de la red social Twitter, “los futbolistas se acercarán a saludar a los hinchas desde la Autopista 25 de mayo y 9 de Julio, de acuerdo al circuito dispuesto por los organismos de seguridad (Nación, Provincia y Ciudad de Buenos Aires)”, informaron desde la cuenta oficial del seleccionado campeón.

 

Foto: Télam (Gustavo Amarelle)

 

Cuando el dato comenzó a propagarse entre la multitud de simpatizantes, éstos comenzaron a desplazarse hacia la Autopista en su intersección con la Avenida 9 de Julio y comenzaron a subir a la cinta de la misma, con el objetivo de interceptar y saludar a los jugadores sobre esa arteria rápida de acceso a la ciudad de Buenos Aires.

Gimena, 19 años y del Bajo Flores, llegó con “todo un grupo de amigos. Esto es una pasión y nos vamos a quedar hasta que lleguen, hasta que vengan”.

 

Foto: Télam (Gustavo Amarelle)

 

Miguel, de 36 años y oriundo de San Francisco Solano, llegó al centro con dos amigos y su hijo de seis años, y ahora se están trasladando a la zona de Constitución. “Llegamos hace unos veinte minutos y ahora nos estamos trasladando para la zona de la autopista”.

Gisel, de 38 años, llegó desde Avellaneda con su sobrina. “Íbamos a ir a la Lugones, pero como teníamos mucho viaje dijimos ‘paramos acá y vemos a ver qué podemos ver’. Es una emoción terrible, hermoso. Quiero verlos a todos, pero al Dibu y a Messi especialmente”, explicó.

Entre la multitud que aguarda a la selección en la Avenida 9 de julio y la autopista 25 de Mayo se encuentra Marta Almeida, una vecina de Caballito que a los 74 años no se atemorizó por el calor ni el cansancio y llegó hasta allí caminando desde la zona del Parque Centenario.

 

Foto: Télam (Claudio Fanchi)

 

 

“La verdad que no salí tan temprano porque anoche me quedé hasta tarde mirando la transmisión hasta que la selección llegó al predio de Ezeiza”, contó a Télam. A diferencia del domingo, cuando estuvo en el Obelisco con toda la familia, Marta llegó sola porque no quería perderse de ver a los jugadores. “Esto es una fiesta, no lo vamos a vivir en mucho tiempo por eso hay que aprovechar la oportunidad. Yo lo viví en 1978 y 1986, pero los chicos que no lo vivieron están recontra emocionados. Vos los sentís hablar, cómo los valoran a los jugadores y te emociona”.

Cerca de ella está Miguel Torres, de 36 años, que llegó de San Francisco Solano, partido de Quilmes. “Estuvimos atentos a las redes, por los cambios de recorrido, y vinimos para acá porque dijeron que iban a pasar por el cruce de 9 de Julio y 25 de Mayo”, dijo rodeado de su esposa, su hijo de 6 años y dos amigos.

 

Foto: Télam (Gustavo Amarelle)

 

Gimena Acotto, de 19 años, espera por la selección en este sector del barrio de Constitución con un grupo de amigos del Bajo Flores, donde vive. “Vine con todo el grupo de amigos, vinimos en colectivo hasta Callao y después caminando hasta acá. Sentimos mucha pasión, estamos esperando muy emocionados. Soy fan de todos, todos son unos grosos y vamos a esperar lo que haya que esperar para verlos”, dijo.

Con una explosión de cánticos, bailes y saludos emocionados, la caravana de la selección nacional campeona del mundo comenzó poco antes del mediodía desde el predio de la AFA, en el partido bonaerense de Ezeiza, donde una multitud de personas con camisetas, banderas y gorros celestes y blancos se concentró y acampó durante 24 horas para celebrar junto a Lionel Messi y el resto de los jugadores del conjunto albiceleste.

Exhibiendo la Copa del Mundo, los jugadores y el director técnico Lionel Scaloni saludan y cantan a bordo de un micro descapotado con los miles de hinchas que se distribuyen por la autopista Riccheri, en medio de un amplio operativo de seguridad.

 

Foto: Télam (Gustavo Amarelle)

 

La selección nacional llegó a las 2.30 a la Argentina, procedente de Qatar, y fue recibido por una marea de personas en la puerta de la AFA en Ezeiza, donde descansaron hasta este mediodía, cuando partieron para los festejos. El recorrido informado por el ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, prevé Riccheri, avenida General Paz hasta Lugones, para luego saludar desde la Autopista 25 de mayo y 9 de julio.

Una multitud se concentró desde muy temprano en el Obelisco, lugar emblemático de la ciudad de Buenos Aires, por donde -inicialmente- estaba previsto que pasara la caravana, pero a último momento se decidió que los jugadores saludarán desde la intersección de la Autopista 9 de Julio y la Avenida 9 de Julio.

Según anticipó la Policía Federal Argentina, se rociará con agua a las personas allí concentradas debido a las altas temperaturas.

 

Foto: Télam (Claudio Fanchi)

 

Dentro de las advertencias de seguridad, D’Alessandro apeló a la responsabilidad individual para que cada persona no trepe a estructuras riesgosas de modo de evitar heridos durante los festejos.

“Desde las 5 de la mañana estamos trabajando para que la gente se baje de donde se trepan. Se treparon hasta en la pérgola del Colón. Las fuerzas de seguridad en forma conjunta van a trabajar, pero tenemos que apelar a la responsabilidad”, indicó el funcionario en diálogo con Radio Continental.

“Las fuerzas de Seguridad están yendo a bajar a los que están trepados en el Obelisco. Fueron con una maza a romper la puerta del Obelisco para subir. Esos violentos no representan la fiesta de la gente”, añadió.

El funcionario reiteró el pedido para que la gente “se despliegue por todo el trayecto” que realice el micro con los jugadores de la selección argentina.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

Comentarios