La Justicia le concedió a Julio De Vido la prisión domiciliaria

Julio De Vido dejará la cárcel y volverá a su casa en Zárate con una tobillera electrónica. El exministro de Planificación, condenado a cinco años de prisión por la tragedia de Once, fue beneficiado esta tarde por el Tribunal Oral Federal (TOF) N°7.

El tribunal dio a conocer esta resolución esta tarde, horas después que la Cámara de Casación anulara su decisión de denegar la excarcelación de De Vido. Casación le ordenó, además, que argumentara su negativa en base a los nuevos límites que fijó el Congreso para utilizar la prisión preventiva. El TOF N°7 decidió entonces otorgarle la prisión domiciliaria al exministro.

De Vido dejaría la cárcel el lunes. Sus allegados preparan su chacra en Puerto Panal, en Zárate, para su regreso a su casa después de dos años detenidos en el penal de Ezeiza.

Roberto Baratta, su número dos en el Ministerio de Planificación, también fue beneficiado esta tarde con la excarcelación. El exfuncionario solo tenía prisión preventiva en la causa de los cuadernos. A partir de la resolución de Casación, el TOF N°7, que ya había denegado su excarcelación, debió resolver nuevamente esta tarde sobre su situación, y le concedió así el arresto domiciliario con una tobillera electrónica.

La Justicia entendió que tanto De Vido como Baratta son dos personas clave para explicar el funcionamiento de recaudación ilegal conocido como los cuadernos de las coimas. Ambos fueron procesados por el juez Claudio Bonadio como organizadores de la asociación ilícita que describió el chofer Oscar Centeno y están en camino a juicio oral.

Pero la situación procesal de los detenidos dio un vuelco esta tarde cuando los jueces Diego Barrotaveña, Daniel Petrone y Ana María Figueroa de la Cámara de Casación pidió revisar la situación de los imputados ante los nuevos parámetros fijados por el Congreso y cuestionó que tribunal oral no haya explicado por qué mantuvo la prisión preventiva sobre los procesados y, en cambio, no aplicó otras medidas menos nocivas.

“La sala I de la Casación entendió que no se había efectuado un análisis adecuado de los motivos por los que los jueces del tribunal se decidieron por la medida cautelar más severa, es decir, la prisión preventiva. Ello, en virtud de la reciente implementación -parcial- del nuevo procedimiento acusatorio en materia penal”, explicaron los jueces Barrotaveña y Petrone mediante un comunicado emitido este viernes.

Más allá de la prisión domiciliaria, la defensa de De Vido no descarta que la semana próxima recupere la libertad, informaron fuentes judiciales. Desde su entorno analizan distintos caminos para obtener ese beneficio. Por un lado, Casación aún no resolvió una homologación para extender su prisión preventiva en el caso de Río Turbio. Por otro lado, plantearán también ante el TOF N°7 que vuelvan a analizar la situación del exministro ya que sus pares del TOF N°1 ya le otorgaron la libertad.

“El fallo de Casación de hoy nos parece razonable. Sin embargo, esto no nos hace olvidar que la Justicia le debe a De Vido dos años y dos meses de su vida con una prisión preventiva injustificada. Vamos a investigar si, en realidad, no se trató de una privación ilegítima de la libertad”, dijo Maximiliano Rusconi, el abogado del exministro.

De Vido fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión por haber sido partícipe necesario de la tragedia de Once (52 muertos), pero esa condena todavía no fue confirmada por la Cámara de Casación. Ahora enfrenta un juicio por la causa conocida como “Vialidad”, donde comparte el banquillo de los acusados con la vicepresidenta Cristina Kirchner, por la adjudicación de obras viales en la provincia de Santa Cruz de manera favorable al empresario Lázaro Báez.

Comentarios