La interna económica entre Antonio Gasalla y Guillermo Marín tras el levantamiento de la obra

El actor terminó abruptamente su temporada de teatro y ahora deberá resolver los temas contractuales pendientes por esa decisión.

Los números no fueron los esperados y con un promedio de 300 entradas por función, el espectáculo estaba por debajo del promedio que esperaba su productor, Guillermo Marín, cuando contrató a Gasalla.

Después de varias semanas en las cuales el rumor del levantamiento de la obra era moneda corriente, finalmente el día jueves 30 de enero llegó el comunicado que confirmó la baja de Antonio de la temporada de verano. El texto era breve pero contundente. “En el día de la fecha el Sr. Antonio Gasalla se comunicó con el empresario teatral Guillermo Marín para informar que se bajaba de la temporada marplatense”.

Cuando todo parecía estar encaminado, Marcela Tauro contó una sorpresiva interna que se estaba viviendo entre el productor y el actor. La panelista dijo: “Esta tarde Marín se junto con el abogado de Mónica Farro para hablar del tema de Sol Pérez y en ese momento recibió un llamado del Dr Miguel Pierri, el letrado de Gasalla. Parece que hay una disputa sobre el dinero que Marín le adelantó a Gasalla y el productor ahora quiere que parte de ese monto dado por adelantado, en parte de pago por toda la temporada, sea devuelto”.

Ahora la producción quiere que se le devuelva la plata adelantada, en tanto Gasalla insistiría con una gira o una temporada en Buenos Aires para no devolver el dinero adelantado por Marín hace algunos meses.

Allegados a la producción del teatro confirmaron los dichos de Tauro: “Lo real es que por ahora no tenemos ningún certificado médico que acredite el estado de salud de Antonio. Nadie descree de él, pero lo que se acostumbra es que se presente un documento que explique el estado de salud real del cómico y además que asegure que no puede seguir con las funciones. Guillermo se va a juntar con Antonio el martes en Buenos Aires y ahí arreglarán los temas pendientes”.

Otro tema son los actores y técnicos que quedaron sin trabajo para el levantamiento de la obra, además de los siete departamentos que la producción alquiló, uno muy costoso, en el cual vivía Gasalla. Marín quiere ver cómo recuperar algo de todos esos gastos que la malograda temporada le ocasionó.

La reunión del martes será clave para resolver los temas pendientes. Guillermo Marín hablará directamente con Gasalla y tratará de llegar a un arreglo sobre la parte económica. Más allá de los temas de salud del actor, el productor le va a pedir que le devuelva parte del dinero adelantado, cerrar la temporada de verano de la mejor manera y luego, cuando esté todo resuelto, ver la chance de hacer una gira o de una temporada teatral en Buenos Aires.

Comentarios