La historia del helicóptero que sobrevivió a Malvinas y ahora será preservado en un museo

El Ministerio de Seguridad, a través de la Prefectura Naval Argentina, hizo entrega hoy del único helicóptero Puma que sobrevivió de la Guerra de Malvinas para su traslado al Museo Nacional de Malvinas ubicado en la localidad de Oliva, Córdoba, con el objetivo de “mantener viva la memoria y seguir honrando a quienes lucharon por defender el suelo argentino”, en el año del 40 aniversario del conflicto bélico.

“Es un helicóptero Puma SA330L que fue condecorado por sus misiones de búsqueda y rescate, operando desde Río Grande en la guerra de Malvinas”, contó en diálogo con Télam Gabriel Fioni, presidente de la Fundación Museo Nacional de Malvinas.

La ceremonia fue encabezada por el Prefecto Nacional Naval Mario Rubén Farinón, quién cedió formalmente el helicóptero al municipio de Oliva y consideró importante remarcar que, a 40 años de Malvinas, esta entrega es una muestra más de “mantener viva la memoria de nuestros veteranos”.

“Gracias por acompañarnos en este día tan especial, que refleja el esfuerzo que hemos realizado en conjunto para efectivizar esta cesión, en un año tan especial como este, en el que se cumplen 40 años de la gesta de Malvinas”, sostuvo el Prefecto Nacional.

La entrega formal de la aeronave se realizó en un acto realizado en el edificio Guardacostas, sede de la Prefectura, ubicado en Avenida Madero 235 de la ciudad de Buenos Aires.

Estuvieron presentes el Director General de Seguridad Marítima y Portuaria, prefecto general Miguel Bartorelli; el Director General de Administración y Logística, prefecto general Jorge Kneeteman; el Secretario General, prefecto general Hugo Cafaro; el Director Nacional de Articulación Federal del Ministerio de Seguridad, Daniel Peña, el intendente del municipio de Oliva, José Octavio Ibarra y el Director del Museo Nacional de Malvinas, Gabriel Fioni.

El intendente Ibarra aseguró que es “un honor” recibir el helicóptero y dijo que también significa “una enorme responsabilidad para la ciudad y para el museo poder atesorarlo”.

“Lo vamos a acompañar para que los ciudadanos puedan entrar en contacto con él, y ver en él un ejemplo de la historia de nuestro país. Habla de la historia de vida de los hombres que lucharon por nuestra patria”, sostuvo.

El helicóptero donado ingresó a la Prefectura Naval en 1982 y participó del traslado de tropa, insumos, equipos y heridos durante el combate; llevó a cabo más de 252 misiones y 458 horas de vuelo entre Río Gallegos, Comodoro Rivadavia y Buenos Aires.

Por su parte, el director del Museo de Oliva explicó a Télam que la iniciativa de llevar la aeronave al museo se inició en el año 2006 y fue idea del veterano prefecto general retirado Osvaldo Aguirre, quién pasó 30 días prisionero de guerra y prestó servicio en el buque Islas Malvinas.

El helicóptero Puma Modelo SA330L es de origen francés, tiene un peso de 7.4 toneladas de desplazamiento, un alcance de 680 millas náuticas y operó bajo la matricula PA-13. La aeronave paso a retiro en el año 2012 después de 30 años de servicio.

Se trata del único helicóptero de su clase que sobrevivió la guerra, pues los otros dos con los que contaba la Prefectura, el PA-11 y PA-12, quedaron en las islas.

El PA-12 fue averiado en un ataque inglés durante el combate, quedando inutilizable, según contó a Télam Pedro Mele, quién se encontraba presente en el acto y fue copiloto del mismo.

Fioni explicó que el museo cordobés ya cuenta con cuatro aviones de combate veteranos de guerra, dos helicópteros, un vehículo anfibio y ahora procura otro avión, un Fokker F-28 de la Armada, de gran valor histórico por ser la segunda aeronave nacional en aterrizar en las islas durante la guerra de 1982.

La Prefectura, junto con el Ministerio de Seguridad, está garantizado el transporte de la pieza, desde Ezeiza hasta Oliva, donado por la empresa Econovo, según indicó Fioni.

“Después de la ceremonia, el helicóptero se trasladará a Oliva y llega el día de mañana. Lo van a rearmar y finalizarán el domingo”, explicó Fioni.

El destino final de esta pieza histórica es en un hangar ubicado en el Museo.

“Va a ser emplazado en un hangar bajo techo en el museo, para el cual demorarán una semana en realizar, ya que deben realizar una abertura más grande para que entre el avión. Va a estar junto con el Augusta A109 E335 que ya se encuentra allí”, informó.

Por otra parte, sobre el Fokker F-28 que esperan conseguir, Fioni explicó que participó de importantes misiones durante el conflicto.

“El Fokker F-28 que buscamos llevar al museo participó de la misión de rescate en la Isla Borbón el 1 de junio de 1982, guiando a los helicópteros de la Armada hasta las 150 millas náuticas de las islas, y acompañó a varios aviones de Armada y Fuerza Aérea que estaban en emergencia, luego de atacar a la flota británica”, explicó Fioni.

Pero ahora se busca recaudar el dinero necesario para desarmar el avión y, así, poder trasladarlo y volver a armarlo en Córdoba.

“Estamos en plena campaña para conseguir la plata, necesitamos juntar 3 millones de pesos y ya conseguimos 1,2 millones”, se entusiasmó Fioni, que organizó la venta de bonos de 1000 pesos, que fue vendiendo hasta llegar al monto ya recaudado, y sigue adelante.

“Se trata de la segunda máquina que operó en Malvinas el día 2 de abril de 1982, que tras un intento fallido por los disparos, pudo aterrizar al segundo intento en Puerto Argentina”, contó sobre la historia del Fokker, al que busca salvar de un destino de desguace.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

Comentarios