La historia de Titán, el perro que ayuda a chicos que pasan por “Cámara Gesell”

 

El Ministerio Publico Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires lo presentó oficialmente. Su tarea es disminuir la tensión de los niños que pasan por este proceso.

Miles de chicos y chicas muy jóvenes son victimas o testigos de situaciones traumaticas y delitos. En estos casos, la Sala de Entrevistas Especializadas se encarga de realizar la instancia llamada “Cámara Gesell”, la cual busca interrogar a dichos menores en busca de la verdad.

Como esto implica un nerviosismo y una carga emocional muy grande en los niños, el Ministerio decidió implementar un programa de asistencia que tiene a Titán como principal actor.

Tití, como le dicen allí, es un Golden Retriever de cinco años que se encarga de predisponerse siempre a jugar con los niños tanto antes como después de la declaración, para hacer de un momento tenso, uno de diversión y afecto.

Para realizar esta tarea, Titán fue entrenado desde los dos meses de vida para relacionarse con niños y adolescentes.

Él se encuentra todos los días en las oficinas del Ministerio, ubicado en la calle Perú al 143, acompañado de su adiestrador, Carlos Agudo.

“Esta incorporación mejora el sistema de protección integral ya que favorece la disminución del nivel de angustia, ansiedad y movilización emocional que genera en los chicos tener que afrontar una declaración, y además contribuye al relato”, contó Yael Bendel, la asesora general tutelar.

Cabe destacar que este programa -denominado “Perro de Terapia para Asistencia Judicial”- fue tomado de países que lo implementaron y tuvieron éxito, como Estados Unidos, España, Francia, entre los mas destacados.

Comentarios