La Corte Suprema dispuso la firma electrónica y digital y tareas por medios virtuales y remotos

La Corte Suprema nacional aprobó hoy la utilización de la firma electrónica y digital y la realización de acuerdos y tareas virtuales en el ámbito del Poder Judicial de la Nación, en el marco de la emergencia por el coronavirus.

En una acordada, el máximo tribunal resolvió “aprobar el uso de la firma electrónica y digital en el ámbito de la Corte Suprema respecto de los diferentes actos jurisdiccionales y administrativos que suscriban los ministros y secretarios” del cuerpo.

Aclaró que en los casos de esa firma “no será necesario la utilización del soporte papel”, sino que los actos quedarán almacenados en “soporte electrónico”.

Según la medida publicada por el Centro de Información Judicial (CIJ), se dispuso además que “cuando no fuera posible el acuerdo presencial estos podrán realizarse por medios virtuales y remotos con la misma validez” que en condiciones normales.

El dispositivo se aplicará “solo en situaciones excepcionales o de emergencia”, como en el caso del actual aislamiento por el coronavirus, aclaró la Corte. Al respecto el tribunal sostuvo que ese sistema “no podrá reemplazar al acuerdo presencial semanal de ministros de la Corte en situaciones habituales”.

También dispuso que “mientras duren las razones de salud pública que atraviesa el país como consecuencia de la pandemia de coronavirus”, el resto de los jueces y los tribunales nacionales podrán trabajar “por medios virtuales y o remotos”.

La Corte emitió una segunda acordada en la que establece los mecanismos y trámites necesarios para cumplir estas tareas en la actual emergencia.

Las resoluciones fueron firmadas por los jueces Carlos Rosenkrantz (presidente), Elena Highton de Nolasco (vice) y Juan Carlos Maqueda.

Comentarios