La Ciudad “no va a hacer uso” del criterio de considerar caso positivo a convivientes de infectados

El investigador de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) y del Conicet Carlos Horacio Gusils León, quien lidera un estudio sobre el uso del dióxido de cloro como desinfectante ambiental y de elementos de protección personal contra el coronavirus, desaconsejó su uso en tratamientos humanos “hasta que no haya estudios científicos y autorización de la Anmat que lo avalen”.

“El dióxido de cloro es como toda sustancia química, tiene su dosis tóxica y terapéutica, y por lo tanto hay que tener cuidado de no consumir ningún medicamento o sustancia química que no esté avalada por un organismo oficial, que en nuestro país es la Anmat”, dijo en diálogo con Télam Gusils, docente de la UNT.

“Buscamos verificar si es posible aplicar el dióxido de cloro en el ambiente de una ambulancia o consultorios a partir de unas turbinas y en los tejidos de las telas de los elementos de protección personal para prevenir el contacto con el Sars-CoV-2”, remarcó Gusils.

El investigador aclaró que “no debe haber ninguna persona en el interior del ambiente y debemos verificar qué sucede con las bacterias y virus cuando se ingresa en el ambiente, que debe tener los niveles de dióxido permitido (0,8 miligramos por litro de agua) o por debajo”.

Comentarios