La Aduana logró desactivar una medida cautelar que beneficiaba a una empresa en US$128 millones para importar productos textiles al valor del dólar oficial

La cautelar fue otorgada para 39 SIMIs (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones) y era por US$ 128 millones.

 

 

El organismo se presentó ante el Juzgado Contencioso Administrativo Federal 8 para que se revoque la cautelar afavor de la firma Barpla, una importadora textil de Capital Federal.

Según la Aduana, la presentación se realizó porque no se había verificado un requisito esencial: el peligro en la demora para otorgar el beneficio judicial.

La cautelar fue otorgada para 39 SIMIs (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones) y era por US$ 128 millones, equivalentes a las importaciones que la empresa necesita en cuatro años a los valores actuales, lo cual para la DGA “demuestra el uso abusivo de cautelares” por parte importador.

Ese monto -según el organismo- equivale a las importaciones que la empresa necesita en cuatro años a los valores actuales, “lo cual demuestra el uso abusivo de cautelares”. El objetivo de la empresa era sobre stockearse de mercadería avalor de dólar oficial. Finalmente, la empresa desistió de la cautelar y deberá empezar a importar por los procedimientos normales, debiendo obtener la SIMI y las autorizaciones del Banco Central para poder pagar la mercadería.

Ante esta decisión empresaria, la medida judicial quedó sin efecto, según la información oficial. El ministro de Economía, Sergio Massa, aseguró recientemente que el Gobierno va a ser “duro” con quienes “afanaron reservas del Banco Central” a través de la sobrefacturación de importaciones.

“Vamos a ser duros con quienes hicieron la avivada de afanarle reservas al Banco Central. Es importante defender los dólares para la producción y el abastecimiento de productos, pero a la vez hay que desnudar a aquellos que usaron la competitividad cambiaria para enriquecerse de manera inapropiada”, sostuvo el funcionario.

La cautelar fue otorgada para 39 SIMIs (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones) y era por US$ 128 millones, equivalentes a las importaciones que la empresa necesita en cuatro años a los valores actuales, lo cual para la DGA “demuestra el uso abusivo de cautelares” por parte importador.

La empresa desistió de la cautelar y deberá empezar a importar por los procedimientos normales, debiendo obtener la SIMI y las autorizaciones del Banco Central para poder pagar la mercadería

Comentarios