Intermodalidad y transporte

La intermodalidad nos invita a integrar distintos medios de transporte como autobús, metro, tren, bicicleta y scooters. ¿Por qué es tan importante?

Ya que no todos pueden trasladarse en una única línea, esta modalidad ofrece otras opciones.

Cada persona podría elegir su movilidad de acuerdo a sus necesidades. En lugares como Santiago de Chile, Curitiba, Londres, Barcelona y Madrid la intermodalidad resulta exitosa y sin complicaciones. 

Para alcanzar este beneficio es necesario que la coordinación institucional y privada funcione. En este sentido, conversar sobre un sistema de tarifas sería conveniente. 

 

Las siguientes medidas pueden ayudar a su implementación:

 

  • Repensar la distribución del espacio urbano entendiendo la necesidad de una gestión integral que incluya métro, bicicletas, scooters, estaciones de carga, motocicletas y buses. 
  • Expandir la de red de bicisendas y ciclovías. Su diseño no implica grandes inversiones y permite un mayor deplazamiento de los peatones, en comparación a los espacios donde prima el uso del automóvil. Las demarcaciones temporales son una opción viable
  • Mejorar la infraestructura de estacionamiento de bicicletas en estaciones, o un servicio de préstamo en las mismas
  • Autorizar el traslado de bicicletas y scooters dentro de buses y metros, fijándo un máximo por unidad/ Determinar cuántas bicicletas plegables pueden incluirse 
  • El equilibrio financiero de las empresas de transporte privado es fundamental. Al momento de diseñar estrategias este factor determinará cuán posible es la intermodalidad en cada ciudad
  • Establecer una comisión de expertos en movilidad, derecho e inclusión que elaboren estrategias acordes a las necesidades

 

La intermodalidad abraza el equilibrio del sistema ambiental

A menor cantidad de unidades de transporte que emitan dióxido de carbono, ciudades más limpias y sostenibles. ¿Imaginas tu propio aporte al medioambiente? Si piensas en la intermodalidad esa es una ayuda concreta.

 

Comentarios