Buenos Aires reciclable

Una de las provincias más importantes del país implementó a partir de 2017 una medida ecológica que tendrá repercusión dentro de algunos años. El Plan de reducción de bolsas de plástico y la sustitución de las mismas biodegradables tuvo éxito en la Provincia y Ciudad de Buenos Aires, ya que desde principio de año no se repartieron más en el afán de cuidar el medioambiente y bajar los altos índices de contaminación en este rubro.

Las autoridades gubernamentales entregaron bolsas reutilizables durante la primera mitad del año con materiales reciclables que permiten utilizarlas reiteradas veces y, gracias a su tamaño, se pueden trasladar con comodidad. Asimismo, estos morrales ecológicos pueden cargar el peso de varios productos, debido al formato físico que les implementaron. La nueva tendencia mundial tiene como objetivo la reducción de plástico y fomentar la reutilización de los materiales, por el simple hecho de acumular basura y generen nuevos puntos contaminantes.

Solamente en la Ciudad de Buenos Aires se consumían 500 millones de bolsas, un dato alarmante para los especialistas y que buscaron la forma disminuir el porcentaje de necesidad. Actualmente, la reducción de plástico en formato de costal o talega disminuyó en un 60%, teniendo en cuenta que es casi la misma cantidad de personas que utilizaban las mismas como vertedero de basura.

Los océanos, ríos, cloacas y bosques fueron los más afectados durante décadas, pero las organizaciones ecológicas mundiales recomiendan frenar la contaminación del agua y del aire para no observar las consecuencias dentro de los próximos 50 años y que actualmente sufrimos con las inundaciones o aumentos de temperatura en las estaciones del año. Francia, Italia, Australia y China fueron los pioneros de esta medida y se vieron rápidamente los efectos en la manera de cuidar cada elemento que se derrama a la basura.

Comentarios