La importancia de los proyectos a largo plazo

La Selección Argentina de Básquet esta en semifinales de la Copa del Mundo. Tras la gran victoria ante Serbia, el viernes enfrentará a Francia y en busca del pase a la gran definición. A partir de esto, vamos a repasar el exitoso proceso de la “Generación Dorada” y de este nuevo grupo de jugadores que, sin dudas, pusieron al deporte argentino en lo más alto y dan muestra de la importancia de confiar en un proyecto y no desesperar ante las adversidades.

Tras el campeonato mundial conseguido en 1950 en el Luna Park, el conjunto argentino solía ser protagonista en Juegos Sudamericanos o Panamericanos, pero durante varias décadas estuvo lejos de poder competir seriamente en Juegos Olímpicos. Salvo Helsinki 1952, nunca clasificó hasta la década del 90,  o a los Mundiales, donde un sexto lugar en 1967 fue lo máximo.

Esto se revirtió a partir de una camada de jugadores que sin dudas será difícil poder volver a ver. De los mejores del mundo en sus puestos, de los mejores de la historia del básquet argentino; todos, coincidentes en un solo plantel: La Generación Dorada.

Con Emanuel Ginobili como principal figura, y compañeros de la talla de Luis Scola, Andrés Nocioni, Pablo Prigioni, Fabricio Oberto, Carlos Delfino y Alejandro Montecchia, este equipo consiguió hazañas históricas, como vencer al temible Estados Unidos dos veces en tres años -2002 y 2004-, y logros tales como la medalla de oro en Atenas, el bronce en Beijing, el subcampeonato del mundo en Indianápolis, entre los más destacados. 

Resultado de imagen para GENERACION DORADA

Además de los logros a nivel deportivo, también dejaron un legado enorme en la historia del deporte argentino: La convicción de que con un proyecto a largo plazo, bases solidas, compañerismo y sobre todo constancia frente a las adversidades, todo llega y las recompensas son grandes.

Tras los Juegos Olímpicos de Rio en 2016, última competencia que reunió a varios de estos emblemas, llegó la gran pregunta: ¿Como seguir?. Y la respuesta fue simple: como siempre.

Con las referencias de Sergio Hernández desde afuera, y Luis Scola desde adentro, se generó un grupo de jugadores que, sin tener el enorme peso de la camada anterior, igualmente trabajaron en base a los mismos conceptos, y hoy en día se pueden ver los frutos de tal propuesta.

Resultado de imagen para plantel argentina mundial de basquet 2019

Pase lo que pase este mundial, y los siguientes Juegos Olímpicos en Tokio, la certeza de que el básquet argentino es un ejemplo para el mundo sin dudas es una de las grandes satisfacciones que quedan más allá de los resultados.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Comentarios