Con una actuación legendaria de Messi, Argentina se metió en Rusia 2018

Con un Messi autor de tres goles y en un nivel antológico, Argentina le ganó 3-1 en Quito a Ecuador y se clasificó al Mundial de Rusia 2018. El equipo de Sampaoli revirtió un partido que arrancó 0-1 a los 50 segundos y sacó adelante el encuentro con gran personalidad.

La noche en el Estadio Atahualpa comenzó muy mal. A menos de un minuto de comenzado el partido, una doble pared de cabeza dejó a Herrera mano a mano con Romero. El ecuatoriano no falló, puso el partido 1-0 y puso el primer baldazo de agua fría. Todo el plan parecía venirse abajo al minuto apenas de comenzado el encuentro. Sin embargo, el equipo no perdió la tranquilidad y tenía en la manga el as ganador, tenía a Messi.

El show del mejor jugador del mundo comenzó a los 12 minutos del partido. Lionel arrancó del centro hacia a la izquierda, tocó para Di María e inmediatamente se metió al área. El ‘Fideo’ le devolvió de primera el toque y, en cuanto recibió, Messi tocó el balón para marcar el 1-1. A partir de ahí, el estado de ánimo del equipo levantó considerablemente. Sumado a esto, Enzo Pérez y Biglia  mostraron un muy buen nivel y llevaron la presión bien arriba para obligar al rival a cometer errores.

La función tuvo su segundo acto a los 20 de esa primera etapa. Tras un pase defectuoso de Acuña, cuando el defensor ecuatoriano iba a controlar el balón, Messi presionó sobre la salida, robó el balón en la medialuna y encaró directo hacia el arco. Y cuando el mejor de todos encara hacia la valla rival, no hay quien lo pare. Lionel se internó nuevamente en el área y fulminó el arco para llenarse la boca nuevamente de gol y emocionar a todo un país, que comenzaba a soñar que Rusia 2018 estaba más cerca.

La faena argentina se completó a los 17 del complemento. Otro error en la salida del local le posibilitó nuevamente a Messi desplegar lo mejor de su repertorio. El mejor jugador del planeta arrancó por el medio, usó a Benedetto de señuelo para arrastrar marcas y, ante la salida del arquero, dibujó una obra de arte. El 10 la picó para marcar el 3-1 y sacar boleto definitivamente a Rusia.

Con un Messi legendario, pero también un gran partido jugado por todo el equipo, con mucha inteligencia y coraje, Argentina se instaló en el Mundial, como lo marca su historia. Ahora será momento de replantearse muchas cosas, trabajar tranquilo y encarar la cita mundialista de la mejor manera. Pero primero, agradezcámosle al Mundo y a él también, que Lionel Messi represente a la Argentina.

 

 

Comentarios