Axel Kicillof: “Soy optimista, el diálogo con los bonistas sigue abierto y es una negociación de buena fe”

En la gira con el presidente Alberto Fernández, el gobernador bonaerense le restó importancia a las declaraciones que señalaban que la provincia no está a la altura de la negociación.

Axel Kicillof está en Israel como parte de la comitiva oficial de la Argentina con el presidente Alberto Fernández y que participa del 75 aniversario de la liberación de los presos de Auschwitz.

En un descanso de las reuniones, el gobernador habló con medios argentinos en el Hotel King David. Frente a la consulta de cuál era la relación con los acreedores de la provincia aseguró que es “optimista” y que “el diálogo sigue abierto. Hay bonistas que aceptaron y otros que no. Venimos dialogando con todos y se está llevando adelante una negociación de buena fe”.

El gobernador les restó importancia a los dichos que señalaban que la oferta de la provincia no iba a ser suficiente. “Lo quiero decir con calma y tranquilidad: venimos hablando con todos los bonistas que se presentan. La gran mayoría son extranjeros o trabajan en New York, no me ofendió ni me afectó, no está en el espíritu de lo que se está conversando”, dijo.

Luego de repetir en varias oportunidades que el diálogo sigue abierto y que la extensión del plazo era una muestra más de que la negociación se hace de buena fe, Kicillof recalcó que la decisión de la propuesta de cambio es una “estrategia en consonancia con la estrategia nacional. Se está pidiendo exclusivamente que se posponga este vencimiento de capital al 1 de mayo porque, primero, para esa fecha el Gobierno va a estar más asentado y va a estar resuelta la negociación de la Nación”.

“Asumimos el 11 –de diciembre–, el 20 convocamos a todos los bonistas, después vinieron las Fiestas, y el 7 de enero convocamos formalmente a los tenedores de esta serie y el 14 presentamos la propuesta. Venimos haciéndolo lo más rápido posible”, explicó el gobernador como para despejar los reclamos respecto de la escasez de tiempo.

En el mismo tono buscó despejar la idea de “éxito o fracaso” cuando dijo que “hasta que no hayamos concluido un proceso” no lo sabrá. “Es un proceso complejo y delicado, tan complejo y delicado como tener el primer año de gobierno vencimientos por casi USD 3.000 millones con una situación de caja que nos dejaron como la que denunciamos. Lo que entiendo es que el diálogo sigue abierto con todos los sectores que se pusieron en contacto, lo que me lleva a pensar que estamos todos buscando lo mismo.

Frente al reclamo de algunos bonistas de tener un interlocutor exclusivo –en general se contrata a un banco que lleva adelante el canje–, desde el entorno de Kicillof afirmaron que en este caso lo hace “El propio equipo de Pablo López estuvo llamando uno a uno a todos los identificados”.

Comentarios