Pampita logró el bozal legal para Viviana Benítez, su ex niñera

La conductora y modelo consiguió que la Justicia silenciará a su antigua empleada, quien no podrá seguir yendo a los medios.

Viviana Benítez, irrumpió en los medios unos días después que Carolina Pampita Ardohain se casara con Roberto García Moritan. El nombre de Viviana hasta ese momento era desconocido para el público y los periodistas, pero sus denuncias de maltratos y fuertes acusaciones en contra de la conductora, hicieron que de la noche a la mañana se convirtiera un personaje habitual de los programas de televisión.

“Yo trabajaba cama adentro. No teníamos horarios. A veces me quedaba a trabajar los fines de semana, y trabajaba de lunes a lunes”, relató en su momento. Según su palabra, no siempre recibía el pago de horas extras por esas tareas.

Viviana narró entonces cómo habrían sido los maltratos que recibió de Ardohain. “Un día estaba bien, y al otro día te trataba como una basura”, expresó, y remarcó que también había “insultos”. “Siempre nos agarraba a todas, pero como era yo la que estaba desde hacía más tiempo, se la agarraba conmigo. La pareja que tenía en ese momento también se metía”, agregó. Además, aseguró que hubo ”muchas situaciones raras” porque a Pampita “siempre se le perdía algo y te acusaba de robo, y después te pedía disculpas”.

Como era previsible, la modelo y conductora no se quedó callada y salió a responder las acusaciones. “Tengo cámaras en mi casa que muestran el horario en el que entra Vivi a la mañana, el único día que entra más temprano son los viernes porque ella lo pidió. Todo lo que está diciendo es mentira. Salía a correr a la mañana, al único que lleva al colegio y con chofer acá a tres cuadras es a mi hijo más chiquito. Incluso iba a la verdulería con el auto. Dos veces por semana se retiraba a la tarde para ir a la peluquería”, explicó.

“La primera semana no pude salir porque estaba muy mal anímicamente, pero ya estoy haciendo mi vida normal como siempre. Nadie me dijo nada en la calle, pero en algunos lugares notaba que me miraban mucho, igual no pasó nada”, contó Benítez, quien realizó una demanda civil por supuesto “hostigamiento y maltrato psicológico”, y otra laboral por presuntas irregularidades, como el pago en negro de parte de su salario.

La abogada de Pampita logró una medida muy importante, que es el bozal legal. Según la letrada, “el Enacom (el ente que regula los medios) ya esta notificado, en unos días lo recibirán todos los medios y Benítez no podrá hablar sobre Carolina”.

De esta manera, Benítez, mas allá de sus demandas, tendrá que llamarse a silencio hasta el mes de febrero, cuando termine la feria judicial, por lo que cualquier tipo de declaración la tendrá que efectuar en sede tribunalicia y no en los medios.

Facebooktwittermail

Comentarios