Estudiantes volvió al triunfo.

El equipo platense sumó su primera victoria en el año frente a Patronato en la vuelta al Estadio Único en el que se vio un césped bastante desmejorado. El resultado fue uno a cero con gol de Jonatan Schunke.

En el primer tiempo el “pincha” dominaba en las acciones y tuvo varias chances para ponerse en ventaja, hasta que de un tiro de esquina pudo lograr la ventaja con la cabeza de Schunke que apareció solo en el área para convertir. Luego el dominio continuó y en una jugada en la que los jugadores visitantes reclamaban que la pelota se había ido, Albertengo aguantaba el balón y le cometían un penal que entre Bértoli y el palo le negaban la posibilidad del segundo gol  a Nahuel Estevez.

Como si esto fuera poco, al minuto de esa jugada, Federico Bravo iba temerariamente a buscar una pelota dividida y tras un terrible planchazo en el pecho se retiraba expulsado del campo de juego. Claramente, Estudiantes se encontró con un escenario inmejorable pero pese a esto, el segundo tiempo fue en general de Patronato quien dominó, pero no llegó a inquietar del todo el arco de Andujar. Solamente en un mano a mano de Berterame que definió muy suave y una jugada sobre el final en la que Compagnucci, que apareció solo por el sector derecho, desvió el remate que podía haber sido el empate.

El equipo de La Plata que venía de siete partidos sin triunfos, tuvo en los pies de Pavone primero, y Kalinski después, la chance de definir el resultado antes de los 90 y no sufrir hasta el final pero a pesar de no poder hacerlo, termino consiguiendo el objetivo en esta tarde soleada.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Comentarios