La pelea de la Corte Suprema.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Los movimientos realizados por Ricardo Lorenzetti en el área de Comunicación y en el Centro de Información Judicial (CIJ), días previos a la asunción de Carlos Rosenkrantz desataron el primer conflicto en el máximo organismo judicial.

Mediante una acordada firmada ayer, el flamante presidente de la Corte Suprema de Justicia Carlos Rosenkrantz, detalló las disposiciones de su antecesor a través de distintas resoluciones, que confirmó que hacen imposible el funcionamiento del sitio, en dónde se publican los fallos y resoluciones judiciales(CIJ).

En el escrito menciona los traslados firmados por Lorenzetti el 27 de septiembre, 3 días antes de dejar su cargo, de María Boudin, responsable del Centro de Información Judicial y de su segundo Pablo Méndez a su vocalía.

Además informa el movimiento de otras diez personas, que integraban la dependencia de Comunicación, a distintas áreas de la Corte.

Según la visión de Rosnkrantz, el sector quedó acéfalo, tras reducirse de 18 a 6 empleados. También agregó que la falta de personal, pone en riesgo la continuidad operativa del CIJ.

De la antereior gestión sostienen que el área se entregó en perfectas condiciones y que solo falta un responsable editorial.

 

Comentarios