Absolvieron por “legítima defensa” al carnicero de Zarate

Facebooktwittergoogle_plusmail

El fallo es definitivo y el acusado por la muerte de un delincuente, Daniel Oyarzún, recuperará la libertad en las próximas horas. La resolución del juicio por el hecho ocurrido en Zárate, en 2016, estuvo a cargo de un jurado popular

El fallo judicial dio lugar a la defensa planteada por el abogado del acusado, Ricardo Izquierdo, basada en la figura de la legítima defensa. “Confiaba en la legítima defensa, no hubo exceso. Oyarzún queda libre y se va a su casa”, sostuvo el letrado.

La situación de Oyarzún fue resuelta de forma unánime bajo el sistema de veredicto por juzgado popular compuesto por seis hombres y seis mujeres, quienes con la decisión echan por tierra el pedido de la fiscalía de “exceso de legítima defensa” y de la querella que había abogado por la figura de “homicidio simple”.

Oyarzún, por su parte, tras el juicio fue recibido por familiares y comerciantes que concurrieron a la Sala 1 de la Cámara Penal para brindarle apoyo. “Mañana quiero empezar a laburar para seguir criando a mi hija. Yo soy inocente, mis padres sabe qué clase de hijo tienen al lado”, dijo el carnicero tras obtener la absolución.

Comentarios