Fuertes controles, largas filas en accesos y calles semivacías en primer día de aislamiento estricto

El primer día de la nueva fase de aislamiento obligatorio con mayores restricciones por el aumento de casos de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) estuvo marcado por los fuertes controles en las terminales y centros de transbordo, largas filas de autos y demoras en los principales accesos a la Capital Federal, mientras se registró una caída de 50% en los permisos de circulación.

Comentarios