Ferro homenajeó a Griguol con ofrendas florales en su estatua de la sede social

El presidente de le entidad de Caballito, Daniel Pandolfi, encabezó el acto, en el que participaron el coordinador de divisiones juveniles Jorge Cordon y también Adrián Bianchi, actual entrenador de divisiones inferiores, ambos ex dirigidos del “Viejo”.

El presidente de Ferro Carril Oeste, Daniel Pandolfi, integrantes de la Comisión Directiva, exjugadores del club y un grupo de socios homenajearon este jueves a Carlos Timoteo Griguol con ofrendas florales al pie de su estatua, emplazada en los jardines de la sede social del barrio de Caballito

“Griguol fue y será un emblema de nuestro club. No sólo por los logros deportivos a los que nos llevó en su momento, sino también por haber sido un ejemplo como formador de deportistas, en este caso, en el fútbol” dijo Pandolfi a Télam durante el acto.

El.presidente de la entidad de Caballito destacó al entrenador como “un adelantado” y agregó que “su recuerdo será eterno para todos los socios e hinchas de Ferro”.

Entre otros participaron del homenaje el coordinador de divisiones juveniles Jorge Cordon, exjugador de Ferro y que fuera dirigido por Griguol, y también Adrián Bianchi, actual entrenador de divisiones inferiores que también fue pupilo del “Viejo”.

Desde que se conoció la noticia este jueves a la mañana, numerosos socios se acercaron hasta la estatua de Griguol ubicada en los jardines de la sede desde el 2016 para rendir homenaje al DT que llevo a Ferro a ser campeón del fútbol argentino en 1982 y 1984.

Testimonios de sus ex dirigidos

El exfutbolista campeón del Mundo en 1986 Oscar Garré recordó al exentrenador Carlos Timoteo Griguol como “un adelantado a su tiempo en el fútbol”, concepto con el que coincidió otros de sus dirigidos, el exmediocampista Oscar Acosta.

“A los que nos formamos con él, nos enseñó lo que significa ser un profesional y actuar en consecuencia”, aseguró Garré a Télam;

“Fue un ejemplo de los ejemplos y un maestro de los maestros”, definió Acosta también en diálogo con esta agencia.

Es un día triste para el fútbol argentino. Y aunque sabíamos que podía ocurrir de un momento a otros la muerte de Timoteo no nos deja de doler. Griguol fue un adelantado a su tiempo en el fútbol, fue un maestro que nos enseñó a quienes pudimos crecer con el lo que significaba el valor de ser profesional y actuar en consecuencia”, reconoció el “Mago” Garré.

El exfutbolista y actual secretario técnico de Ferro recodó: “Los catorce años que viví con Griguol en Ferro me ayudaron a crecer como jugador, como persona y luego al seguir ligado al fútbol poder aplicar muchas cosas que nos enseño el Viejo, entre otras a como saber invertir lo poco o lo mucho que pudimos ganar en el fútbol. Era un maestro y un consejero increíble”.

Por su parte el exfutbolista de Ferro, Oscar Román Acosta, que actualmente reside en Suiza, aseguró que “Griguol fue ejemplo de los ejemplos y maestro de los maestros” y recordó anécdotas vividas con el exentrenador,.

“Cuando volví del exterior para jugar en River -recordó Acosta- casi estuve por perder mi departamento en Caballito y me tenía que ir a vivir a un hotel. No sé como se enteró Griguol, y un día me envió las llaves de su casa través de Víctor (por Marchesini) para que me quedara en su departamento todo el tiempo que necesitara hasta solucionar mi problema de vivienda.

“Cuando lo vi para agradecerle me cambió el tema. Ese también era Griguol, además de ser un maestro, era alegre y solidario. Una persona inolvidable para muchos de nosotros“, concluyó.

 

Márcico recuerda a su maestro

El exfutbolista Alberto “Beto” Márcico recordó como un “segundo padre” a Carlos Timoteo Griguol, quien lo dirigió tanto en Ferro Carril Oeste como en Gimnasia y Esgrima La Plata.

“Para mí Timoteo era un segundo papá. Perdí a mi viejo a los 21 años y fue Griguol el que me lo comunicó después de un partido en Olavarría contra Loma Negra”, contó el “Beto” en diálogo con Télam.

“Era una persona muy alegre, un verdadero formador tanto en el fútbol como en la vida. Siempre nos aconsejaba a estar con la familia y nos enseño muchísimo a muchos de los que tuvimos la suerte de ser dirigidos por él”, reconoció Márcico sobre el DT que lo hizo debutar en Primera División en 1980 en Ferro.

El exdelantero verdolaga, de Boca y de Gimnasia y Esgrima La Plata, entre otros clubes, recordó: “En los ’80 Timoteo me pasaba a buscar por la esquina del club y me llevaba en su auto hasta Pontevedra porque yo no tenía auto y eso no lo puedo olvidar. Por eso quiero recordarlo con alegría a pesar de la tristeza enorme que nos deja su partida”.

Márcico dijo finalmente: “Decidí ir a jugar a Gimnasia porque estaba Griguol. Yo quería terminar mi carrera siendo dirigido por el ‘Viejo‘. Mirá si no lo voy a querer como a un segundo padre”.

Bajo la dirección de Timoteo, Márcico brilló en los campeonatos logrados por Ferro en los Nacionales de 1982 y 1984.

Comentarios