Fauci advirtió que el coronavirus en EEUU se descontroló y que en enero todo podría empeorar

La vicepresidenta electa de Estados Unidos, Kamala Harris, se vacunó hoy contra el coronavirus mientras el principal epidemiólogo del Gobierno, Anthony Fauci, admitió que la cantidad de inoculados hasta ahora es diez veces menor a la prevista y alertó que la pandemia se salió de control y podría empeorar en enero.

Estados Unidos “ciertamente no está en los números en que queríamos estar a fines de diciembre” en cuanto a personas vacunadas contra el coronavirus, dijo Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Alérgicas e Infecciosas.

Más tarde, advirtió que la situación “se ha salido de control” en Estados Unidos y que que enero podría ser peor que diciembre.

“Lo que más me preocupa es que vamos a tener un aumento de casos, lo que podría hacer que enero sea incluso peor que diciembre; espero que no suceda, pero ciertamente es posible”, evaluó esta noche el especialista en declaraciones a la televisora CNN.

“Creo que tenemos que asumir que todo va a empeorar”, sintetizó.

En cuanto a las vacunas administradas hasta el momento, Fauci dijo que “ciertamente no estamos en los números que queríamos estar a fines de diciembre”.

Hasta ahora se han distribuido más de 11,4 millones de vacunas y 2.127.143 estadounidenses ya recibieron su primera dosis, según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) que cita la agencia de noticias ANSA.

El Gobierno, que inició este mes la inmunización masiva en el país más afectado por la peste, había dicho que su meta era que 20 millones de personas estuvieran vacunadas para fines de diciembre.

Pero, hasta ayer por la mañana, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos informó que solo dos millones de habitantes habían recibido la primera dosis de una de las dos vacunas ya autorizadas.

“Incluso si una subestimara las cifras, dos millones como una subestimación…¿cuán subestimada pueden estar?”, señaló Fauci temprano también a CNN.

“Creo que a medida que nos adentremos en enero, vamos a ver un incremento” en los números de vacunados, prosiguió.

El CDC dijo ayer que 11,4 millones de dosis de vacunas ya habían sido distribuidas por todo el país y el Gobierno aprobó el uso de emergencia de las de los laboratorios Pfizer-BioNTech y Moderna.

Los trabajadores de la salud y los residentes en geriátricos son los primeros en ser inmunizados.

Desde que el país comenzó su campaña de vacunación, el 14 de diciembre, varios de los funcionarios de mayor rango en la jerarquía institucional se inoculado, entre ellos el vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

El presidente electo, Joe Biden, se vacunó en un evento televisado la semana pasada y lo mismo hizo hoy Harris, quien dijo que no sintió ninguna molestia y recomendó que lo haga la mayor parte de la población posible.

Estados Unidos atraviesa actualmente su peor pico de contagios desde el inicio de su brote y ayer alcanzó un nuevo récord de 121.235 pacientes internados, informó la plataforma especializada Covid Tracking Project.

La ocupación de camas de terapia intensiva se incrementó de un 16% en septiembre a un 40% la semana pasada, y autoridades temen un “aumento de casos sobre un aumento” tras los viajes y reuniones por las fiestas.

La primera potencia mundial acumula ya más de 19,3 millones de contagios, incluyendo 168.817 registrados en las últimas 24 horas, informó hoy la Universidad Johns Hopkins.

Otras 1.718 personas murieron en el mismo lapso, con lo que el total de decesos se elevó a más de 334.800.

Comentarios