Estudiantes del Mariano Acosta levantaron la toma, pero otros colegios de CABA siguen la protesta

Durante la jornada definirán los próximos pasos. Mientras la ministra de educación porteña sostiene que no dialoga con estudiantes que toman escuelas, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta denunció penalmente a padres de estudiantes que participan en la protesta.

 

Foto: Télam (Camila Godoy)

 

Estudiantes de la escuela Mariano Acosta de la ciudad de Buenos Aires levantaron este martes la toma que mantenían desde el viernes en el establecimiento en reclamo de mejores viandas y en contra de prácticas laborales obligatorias, mientras que otros colegios continuaban con la medida de protesta.

El Acosta comenzó con la toma el viernes pasado y aprobaron mantenerla hasta las 7 para luego realizar “asamblea permanente para definir qué hacer”, indicó a Télam Catalina, integrante del centro de estudiantes del establecimiento.

En tanto, durante la jornada del lunes se plegaron otros colegios a la medida de reclamo por las viandas y en rechazo de prácticas laborales obligatorias, mientras que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta denunció penalmente a los padres de los alumnos involucrados en la protesta.

 

Foto: Télam (Camila Godoy)

 

Estudiantes de la Escuela Normal Superior Lenguas Vivas Sofía Esther Broquen de Spangenberg, conocida como “Lengüitas” y de la Escuela Superior Especializada en Cerámica N° 1 continuaban esta mañana con la toma, mientras que otras escuelas también manifestaban con pernocte, como el Mariano Moreno y Juan Ramón Fernández.

Durante esta jornada, estudiantes de otras escuelas tenían previsto definir un pernocte en los establecimientos como el Padilla, el Cortázar, la Falcone, el Normal 8 y los especializados en Danzas.

Los alumnos y alumnas que participan de las tomas afirman que “con hambre no se puede estudiar”, exigen que se apruebe el proyecto de “Ley Integral del Derecho a la Alimentación Adecuada en las Instituciones Educativas” y piden que con inmediatez se comiencen a “otorgar viandas dignas para todo nuestro alumnado”.

 

Foto: Télam (Camila Godoy)

 

También sostienen la consigna “No a las Acap (Actividades de aproximación al mundo del trabajo y a los estudios superiores)”, que consisten en prácticas laborales obligatorias establecidas por el Ministerio porteño de Educación para los alumnos del último nivel secundario de la ciudad de Buenos Aires, como así también mejoras edilicias y mayor seguridad.

Por su parte, el Ministerio de Educación porteño anunció el lunes por la noche que denunció penalmente a los padres de los alumnos que tomaron los establecimientos.

“Los adultos responsables de aquellos alumnos que participan de las tomas deberán responder por los daños que pudieran sufrir los estudiantes y los bienes escolares”, señaló la cartera educativa.

Comentarios