Estiman que un “micrometeorito” dañó a una nave espacial rusa en Estación Internacional

Las agencias espaciales de Rusia y de Estados Unidos estimaron que fue un micrometeorito lo que causó una avería en la nave espacial Soyuz MS-22 en momentos en que dos astronautas rusos se disponían a realizar una caminata, lo que derivó en una caída de la presión del sistema de enfriamiento y la salida de liquido refrigerante al espacio.

La Soyuz MS-22 estuvo acoplada a la Estación Espacial Internacional (ISS) desde que llevó en septiembre a los cosmonautas rusos Sergei Prokopiev y Dmitry Petelin, así como al astronauta estadounidense Frank Rubio.

Los dos rusos se preparaban para una caminata espacial cuando se disparó un sistema de alerta, lo que indica una caída en la presión del sistema de enfriamiento de la nave espacial, según un comunicado de la agencia espacial rusa Roscosmos.

En las imágenes difundidas por la NASA, se podía ver claramente un chorro de partículas blancas escapando al espacio, que sería el líquido refrigerante, según informó la agencia AFP.

El líquido provenía de la parte trasera de la nave, atracada en el segmento ruso de la ISS. La fuga luego se detuvo por sí sola.

La caminata espacial se canceló “para dar tiempo a evaluar el fluido y los posibles impactos en la integridad de la nave espacial Soyuz”, dijo la NASA en un comunicado.

“Los miembros de la tripulación a bordo de la Estación Espacial están a salvo y no estuvieron en peligro durante el escape”, agregó.

La tripulación de la estación “completó operaciones normales hoy incluyendo la configuración de herramientas antes de una caminata espacial estadounidense planeada para el lunes”, informó la Nasa.

Los dos cosmonautas rusos y el astronauta estadounidense llegaron a la ISS el 21 de septiembre a bordo de un cohete ruso lanzado desde Kazajstán.

Normalmente deben utilizar la misma nave para retornar a la Tierra después de seis meses, al final de su misión en marzo de 2023. Si la nave resulta dañada, las posibles soluciones de respaldo, que no se han detallado oficialmente, podrían incluir el despacho de un nuevo vehículo.

Otras cuatro personas se encuentran actualmente a bordo de la ISS: la rusa Anna Kikina, los estadounidenses Nicole Mann y Josh Cassada, y el japonés Koichi Wakata.

Los cuatro forman parte de la tripulación Crew-5, que llegó a la ISS en octubre a bordo de una nave de la compañía espacial de la empresa SpaceX, cuyos servicios contrata la NASA.

Comentarios