Enzo Comelli y Matías Benicelli podrían sumarse como coautores del homicidio de Fernando

A partir del miércoles la fiscal Verónica Zamboni indagará a los ocho detenidos, acusados por homicidio con alevosía, mientras la querella se prepara para pedir la detención de los dos liberados.

El próximo 18 de febrero se cumplirá un mes del brutal asesinato de Fernando Báez Sosa en la puerta del boliche Le Brique, de Villa Gesell. Desde un primer momento, la fiscal Verónica Zamboni consideró como coautores a Ciro Pertossi y Máximo Thomsen. Los seis detenidos restantes, en cambio, eran partícipes necesarios del crimen.

Durante las últimas horas, sin embargo, trascendió que Enzo Comelli y Matías Benicelli podrían sumarse a la lista de coautores del homicidio. En caso de probarse, los cuatro tendrán el mayor peso de la imputación. Mientras la Justicia evalúa los roles que cada uno de los jóvenes desempeñó durante la madrugada del 18 de enero, Fernando Burlando solicitará a la justicia que los dos rugbiers liberados, Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, fueran detenidos nuevamente porque los considera “partícipes necesarios”.

“Nosotros creemos que hubo una participación funcional. Es decir, que cada uno colaboró para matar a Fernando. Un grupo se dedicó a golpearlo salvajemente; otro evitó que sus amigos o terceros lo ayuden, como el kiosquero que quiso acercarse y le dijeron: ‘Andate o el próximo sos vos’”, explicó Valeria Carreras, abogada que representa a la familia del joven asesinado.

Por otro lado, Carreras también aseguró que se identificó al presunto onceavo integrante del grupo de los rugbiers en Gesell, por quien también pedirá que se investigue. “Hemos detectado en las imágenes de los videos, así como en el chat de los imputados, que hay un undécimo participante a quien ellos llaman ‘Pipo’”.

La fiscal Verónica Zamboni indagará a los ocho detenidos, acusados por homicidio con alevosía. Por otro lado, se supo que a fin de mes estarán los resultados del peritaje scopométrico, que determina quién dejó su pisada en el rostro y el mentón de la víctima.

“Tanto el resultado de la pisada como el de ADN, funcionarán como pruebas de gran importancia. En el caso de la zapatilla, podremos armar la secuencia de cada patada y saber quién los dio”, explica la abogada.

Comentarios