En la vigilia de Pascua, el Papa pidió el fin de “la producción y comercio de armas”

El papa Francisco pidió el fin de “las guerras, la producción y comercio de armas y los abortos”, al celebrar en la Basílica de San Pedro la misa por la vigilia de Pascua durante la que convocó a no ceder a la “resignación” ante la pandemia de coronavirus.

“Acallemos los gritos de muerte, que terminen las guerras. Que se acabe la producción y el comercio de armas, porque necesitamos pan y no fusiles”, convocó el pontífice durante su homilía, en una Basílica vacía por las medidas para frenar el coronavirus.

“Que cesen los abortos, que matan la vida inocente. Que se abra el corazón del que tiene, para llenar las manos vacías del que carece de lo necesario”, reclamó Jorge Bergoglio.

La ceremonia, transmitida por los canales de streaming del Vaticano ante la prohibición de presencia de fieles, se inició con una basílica a oscuras a través de la que Francisco caminó en silencio hacia el altar principal.

Comentarios