En la celebración de Pascua, Francisco pidió el perdón de deudas para los más afectados

El papa Francisco pidió hoy al mundo una condonación de la deuda a los países pobres y que se “relajen las sanciones internacionales” contra las naciones más afectadas por el coronavirus, al recitar desde el Vaticano su bendición de Pascua.

Al finalizar una Semana Santa marcada por las restricciones debidas a la pandemia de Covid-19, el pontífice dedicó su bendición “Urbi et Orbi” (a Roma y el mundo) a “los que han sido afectados directamente por el coronavirus”.

En ese marco, en una Basílica de San Pedro vacía, rezó especialmente para que haya “esperanza a quienes aún están atravesando la prueba, especialmente a los ancianos y a las personas que están solas”.

Comentarios