El Vaticano y China renovaron por dos años su acuerdo bilateral para nombrar obispos

El Vaticano anunció hoy la renovación por dos años del acuerdo provisional para nombrar obispos de forma conjunta que firmó con China en 2018, prorrogado en 2020 y que supuso mayor acercamiento bilateral en más de 50 años entre los dos Estados.

“La Santa Sede y la República Popular China, después de las consultas y evaluaciones apropiadas, han acordado prorrogar la vigencia del Acuerdo Provisional sobre el nombramiento de obispos, estipulado el 22 de septiembre de 2018 y renovado por primera vez el 22 de octubre de 2020”, planteó un comunicado divulgado por la oficina de prensa vaticana.

“La parte vaticana pretende continuar el diálogo respetuoso y constructivo con la parte china, por la implementación exitosa del Acuerdo antes mencionado y por el desarrollo ulterior de las relaciones bilaterales, con miras a promover la misión de la Iglesia Católica y el bien del pueblo chino”, agregó la nota, que confirma que los dos Estados continuarán sin relaciones diplomáticas por el momento.

El visto bueno de las dos partes para prorrogar el texto de 2018 se alcanzó tras una bilateral de las comisiones de negociación entre el 28 de agosto y el 3 de septiembre en Xianjing, precisaron a Télam fuentes de la Santa Sede.

“El corazón del acuerdo ciertamente tiene que ver con la consolidación de un buen diálogo institucional y cultural, pero se refiere principalmente a los bienes esenciales para la vida cotidiana de la Iglesia en China”, destacó hoy el secretario de Estado, Pietro Parolin, en declaraciones a la prensa vaticana.

El acuerdo se mantiene con su carácter de “provisional” otros dos años y con el mismo texto de la versión original, que permanece secreto pero que posibilitó ya la designación de seis obispos con la aprobación de Roma y de Beijing.

“El acuerdo es provisional porque todavía estamos viviendo un período de experimentación”, agregó Parolin.

Hasta la firma del acuerdo coexistían en China un grupo de prelados alineados con la Iglesia Patriótica, cercana al Partido Comunista, y otros que se mantenían bajo la órbita del Vaticano. Desde 2018, todos los obispos se consideran aprobados por las dos partes, según uno de los tramos del texto conocidos por Télam.

El Vaticano, único Estado europeo en tener relaciones diplomáticas con Taiwán, nunca tuvo lazos bilaterales formales con Beijing tras la proclamación de la República Popular en 1949.

En septiembre, al regresar desde Kazajistán, Francisco habló del avance de los diálogos con el gigante asiático y aseguró que “la mentalidad china es rica, pero se enferma un poco, pierde la riqueza y a veces se equivoca”, al ser consultado sobre las supuestas violaciones a la libertad religiosa en el país.

“Para entender elegimos la vía del diálogo. Se toman una eternidad para avanzar, es un pueblo con una paciencia infinita”, agregó.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

Comentarios