El transporte público es y será un servicio esencial

La crisis del COVID-19 puso patas para arriba muchas de nuestras actividades y modificó el desarrollo de las industrias. Desde Ualabee realizamos una pequeña encuesta a nuestros usuarios sobre las inquietudes y necesidades referidas a la movilidad que se desarrollará luego de la pandemia. A continuación, algunas respuestas y reflexiones al respecto:

El transporte público continuará siendo un servicio esencial. Los motivos son muchos, pero tal vez baste decir que representa la opción económicamente más viable y respetuosa con el medioambiente. Frente a esto, existe una preocupación real: gran parte de nuestra comunidad expresa la necesidad de retomar este medio de movilidad pero no saben bajo qué condiciones hacerlo. 

En América Latina 250 millones personas sufren problemas y pérdidas de tiempo al desplazarse. La mayoría de las que utilizan el transporte público no cuentan con otros medios de movilidad y, a pesar de que hoy es un mercado afectado, la actividad obligatoriamente continuará.

Antes de la aparición del virus solíamos viajar con exceso de pasajeros. Este escenario resulta impensado en el momento que transitamos y es por eso que resurge la idea de utilizar el vehículo particular.  ¿Es esta opción viable o conveniente para nuestras ciudades, o incluso, para nosotr@s mism@s? 

Comentarios